Boton movil menu
logo fundacion Movil

11 pasos que te convertirán en un Voluntario

Si te ha llamado la atención ser voluntario en alguna ocasión, esto es para ti, éstos 11 pasos harán de ti un gran Voluntario. Es tu oportunidad de participar para ayudar a los demás. ¡Descubre cómo!

Por: Administración | 1 de abril, 2015

2015_03_31-Pasos-Voluntario-Interna

Con éstos 11 pasos que te convertirán en un Voluntario lograrás encontrar el voluntariado que te hará sentir que estás contribuyendo a un Mundo mejor.

 ¿Aún no te decides? Si sigues estos pasos lo harás.

Ser voluntario es una fabulosa forma de favorecer una causa, dar apoyo a una organización y hacer una diferencia en tu comunidad. Puede también ser una oportunidad de conocer gente nueva y aprender nuevas habilidades. Si quieres dar algo además de dinero, considera dar parte de tu tiempo y talentos para las organizaciones que son importantes para ti.

 

1. Piensa en tus razones por las que quisieras ser un voluntario.

¿Quieres ayudar al mundo o a tu comunidad? ¿Quieres mejorar tus habilidades, hacer nuevos amigos y aprender? ¿Te encanta lo que haces? ¿Quieres compartir tus dones con otros o dar algo a cambio de lo que has recibido en la vida? Responder a éstas preguntas te ayudará a escoger la dirección correcta para tu trabajo como voluntario.

 

2. Escoge una organización que sea importante para ti.

Si te sientes fuerte en el área de literatura, puedes trabajar como voluntario en la biblioteca local o Averigua si hay alguna organización en la que participar como tutor en tu área, hay instituciones que se dedican toda clase de actividades y, con el trabajo voluntario, es especialmente importante escoger algo que valores.

 

3. Busca una organización o actividad en tu colonia o comunidad.

Aunque algunos voluntarios lo hacen en organizaciones como la Cruz Roja u otras organizaciones mundiales y viajan a lugares exóticos, es recomendable empezar con algo más modesto, especialmente si tienes compromisos en casa. Si planes aventurarte en el extranjero a través de tu trabajo voluntario, consigue mucha información sobre lo que esperar allí y pregunta a tu doctor que vacunas son apropiadas para ese destino. Habla con otros que hayan viajado con la institución y pídeles que compartan sus experiencias contigo.

 

4. Busca una institución con actividades de acuerdo a tus habilidades e intereses.

Puedes obtener nuevas habilidades y obtener conocimiento en el voluntariado, pero tu trabajo voluntario puede y debe ser compatible con tus intereses. Si eres muy extrovertido, probablemente no te sientas a gusto en una oficina.

 

5. Empieza con poco.

Si ya tienes un horario ocupado, ofrece tu trabajo como voluntario 1 o 2 horas a la semana, o quizá un día al mes. Cualquiera puede conseguir liberar un poco de tiempo para ser voluntario.

 

6. Averigua cómo apoyan a los voluntarios los otros miembros de la institución y el grupo en sí mismo.

Asiste a un entrenamiento o sesión de orientación, si existe, habla con los líderes del grupo y otros voluntarios en la comunidad.

 

7. Expón y explica tu experiencia y preferencias a quienes están a cargo.

  • Pide, no exijas. Las personas a cargo, ya sean voluntarios o no, tienen otras actividades y pueden no tener tiempo de sobra.
  • Especialmente, si estás empezando, puede que ayudar en una necesidad inmediata sea lo adecuado aunque no sea lo que tú quieras hacer realmente o lo más acorde con tus habilidades. Lo más importante siempre debe ser ayudar.

 

8. Empieza.

Has todas las preguntas que consideres necesarias e infórmate, pero hasta no inscribirte y mojarte los pies, no sabrás si es voluntariado en particular es algo bueno para ti o no.

 

9. Entrénate.

Si tu institución tiene una orientación o entrenamiento específico, debes asistir y capacitarte. Si no hay entrenamiento, pide trabajar con un voluntario experimentado.

 

10. No te rindas.

Las organizaciones voluntarias, también tienen tareas no muy placenteras, algunos voluntarios de trato difícil,  en ocasiones demasiado trabajo, tiempos flojos o mala administración.

  • El trabajo hay que hacerlo. Si sientes que se necesita hacer, pero es un trabajo pesado o aburrido, pon la música, divídelo en partes más manejables, toma descansos, y terminarás lográndolo. No olvides de buscar mejores formas de hacerlo la próxima vez.
  • Consigue ayuda, si lo consideras necesario.
  • Arregla el problema. Si hay algo que para ti es un problema, probablemente lo sea para otros. Si es posible, contribuye en solucionarlo.
  • Toma un descanso o retírate si estás muy cansado, puedes no estar haciéndote ningún bien, ni a la institución.
  • Pide hacer algo más. Si sientes que puedes servir mejor a la organización haciendo algo más ajustado a tus habilidades o talentos, dilo, y deja que los líderes de la organización sepan en qué tipo de tareas o con qué talentos preferirías contribuir.
  • Busca otra organización o rama. Si has tratado por todos los medios diplomáticos y sigues teniendo dificultades con la gente o con las tareas que te son asignadas, puedes dejar esta organización y buscar en otra.
  • Empieza tu propia organización o actúa como voluntario independiente. Recuerda, que será tu responsabilidad buscar el dinero y el talento que en una organización voluntaria ya establecida puede estar ya asegurada.

 

11. ¡DIVIÉRTETE!

Lograrás más si amas lo que haces, y hay muchas posibilidades de que contagies a otros con tu entusiasmo.

 

Participa en la conversación en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/FundacionTelevisa






Administración

Administración
Trabajamos para generar sonrisas y mejores oportunidades a través de proyectos educativos, vivienda, medio ambiente y culturales.

DEJA UN COMENTARIO

¡INVOLÚCRATE CON LA FAMILIA FUNDACIÓN TELEVISA!2