Boton movil menu
logo fundacion Movil

¿Tendrías suficiente generosidad como para prestar 37 mil dólares a un desconocido? Ella sí.

El actor uruguayo contó en una rueda de prensa una increíble anécdota sobre la generosidad de la China Zorrilla.

Por: Administración | 18 de febrero, 2014

2014_02_18-China-Zorrilla-Futel-Interna

Una generosidad sin límites y un taxista a punto de perder su casa.

 

Una actriz de Río de la Plata con corazón de oro

Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz, mejor conocida como China Zorrilla, es una primera actriz, comediante y directora uruguaya, yo la conocí en su película Elsa y Fred. Recuerdo que más allá de aquella apariencia amable y cálida, llamó mi atención la particular temática de la película: dos ancianos se vuelven vecinos, deciden aventurarse en un amor que les transforma en paz y felicidad la soledad de la vejez… ¡una chulada! Más o menos le he seguido la pista y una de sus anécdotas más famosas tiene que ver con su generosidad: su amigo, el actor Carlos Percivalle cuenta que cierta ocasión y a raíz de un juicio, la China Zorrilla había recibido una buena cantidad de plata, como dicen por aquellas tierras. Así pues, alguien cercano a la China, le llamó a Percivalle para intentar sacarle la mitad del dinero y así evitar que se lo prestara a cualquiera. “Cuando bajó del taxi le dije que necesitaba plata porque mi hermano tenía un problema impresionante. Le dije que precisaba que me preste 20 mil dólares. Pero ella me dijo que no los tenía. Yo le decía que cómo no los tenía si le acababan de dar 40 mil. Entonces abrió la cartera y me mostró que le quedaban 3 mil nada más. Yo le pregunté qué había hecho con los otros 37 y me contestó: ‘se los presté al taxista’.”

 

“Por uno solo que te devuelva lo que le has prestado vale la pena la cantidad de personas que no me han devuelto”. China Zorrilla.

 

La generosidad sí paga

En el camino a casa de su amigo, la China Zorrilla había preguntado al taxista por su vida y éste le contó de su hipoteca, de lo inminente de que lo echaran a él y su familia de la casa por 37 mil dólares de deuda, ella sacó el dinero y le dijo que no se preocupara, que cuando pudiera se los devolviera. Pero ahí no acaba la historia, sigue Percivalle: “Estábamos jugando a la mañana y viene la mucama uruguaya y le dice que la buscaban. China fue y cuando volvió la veo contando 35, 36, 37… Y dijo: ‘miren, ¿se acuerdan aquel taxista que yo le presté 37 mil dólares? Me los vino a devolver. Me dijo que no vino antes porque había tardado todos estos años en juntarlos. Por uno solo que te devuelva lo que le has prestado vale la pena la cantidad de personas que no me han devuelto’. A todos se nos caían las lágrimas porque ella estaba tan contenta. Seguro que al minuto se lo prestó a otra persona”, concluyó el actor, amigo y colega de la generosa China Zorrilla.

Y esta “bonhomía”, “este ser buena persona”, se refleja en su trabajo, como el citado largometraje Elsa y Fred, pero también en el menos comercial, como el cortometraje Vendedor de Sueños, en donde acompaña a Favio Posca en una historia que alienta la esperanza y la generosidad, te lo comparto:

 

Conversa sobre la relevancia de la generosidad y los valores en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/FundacionTelevisa

Administración

Administración
Trabajamos para generar sonrisas y mejores oportunidades a través de proyectos educativos, vivienda, medio ambiente y culturales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO

¡INVOLÚCRATE CON LA FAMILIA FUNDACIÓN TELEVISA!

istanbul escort istanbul escort bayan