Agradecemos al patrocinio de:

Suscríbete para recibir más noticias


El origen del concepto de justicia

2014_11_25-VdM-Origen Es frecuente cuando se prende la televisión indignarse ante casos de “injusticia”, incluso muchas veces nos encontramos discutiendo si esto o aquello es o no justo. Pero pocas veces nos detenemos a pensar qué es la Justicia. Todo ser humano tiende a dar por sentadas “ciertas cosas”, ¿cuáles? aquellas que la mente considera como naturales, estructurales, como el niño perplejo cuando descubre que no siempre se dispuso de electricidad, así nos pasa a todos cuando estas “certidumbres” son cuestionadas porque conforman el marco de referencia desde el cual se puede ejercer el acto de la reflexión. Nuestros conceptos y valores no necesariamente equivalen a los de otras culturas o a los de otra época histórica. Y esta reflexión es en especial relevante con respecto a la Justicia. El valor Justicia es social y proviene del derecho, si uno consulta el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española verá aparecer la palabra derecho al inicio de la segunda acepción de la definición de Justicia. Así pues, Roma, es la cuna de lo que significa para nosotros Justicia, de hecho su definición es creación de uno de los más poco originales juristas de entonces, de un gran compilador del derecho de su tiempo, un antologador minucioso, claro y literal, cualidades favorables si se lo considera como fuente de información, su popularidad crece con el tiempo; este escritor tan singular es Ulpiano, jurista de origen fenicio del siglo III d.C., muy cercano a los círculos imperiales, tanto que murió asesinado por la Guardia Pretoriana, en el palacio, frente al emperador. Fue tutor, consejero y prefecto del pretorio del emperador Alejandro Severo, en una época en donde el gobierno romano pasaría de manos civiles a militares. Ulpiano fue quien primero definió la justicia como la continua y perpetua voluntad de dar a cada quien lo que merece, un concepto aún cercano a nuestra cultura, singular, en especial si tomamos en cuenta que el fenicio escribió hace 18 siglos. Hoy creemos en el ideal, en la virtud, en el valor de la Justicia, y muchos de nuestros mitos populares y ficciones colectivas así lo muestran, incluso deseamos que florezca en el corazón de nuestros niños, como hace constar el siguiente video de animación en donde se muestra una reacción ideal en el aula ante una manifestación de la justicia.