Cuento de Bondad

Dos Hermanos

Cuando su padre murió, dos hermanos, llamados Jacinto y Rosendo, heredaron sus tierras. Para obrar con prudencia las dividieron en partes iguales y cada uno se dedicó a las tareas de labranza y cultivo del maíz.
Pasaron los años. Jacinto se casó y tuvo seis hijos. Rosendo permaneció soltero. A veces no podía dormir pensando algo que le preocupaba. “No es justo que estas tierras estén divididas a la mitad. Jacinto tiene seis hijos que debe alimentar, vestir y educar. Yo no tengo familia. Él necesita más maíz que yo.” De este modo, una madrugada decidió ir a su propio depósito. Tomó cuatro pesados costales y cargándolos, atravesó la colina que separaba su rancho del de Jacinto. Entró a escondidas al depósito de éste y allí los dejó. Rosendo regresó a su casa pensando, feliz, que sus sobrinos estarían mejor. Durmió profundamente.
Por aquellos días Jacinto también estaba preocupado: “No es justo que estas tierras estén divididas a la mitad. Rosendo no tiene familia. Cuando yo llegue a viejo mis seis hijos nos cuidarán a mí y a mi esposa. Pero a él ¿quién le dará sustento? Debería tener más maíz que yo para vivir tranquilo en su ancianidad” pensaba.
De este modo, en la misma madrugada, pero a una hora distinta, tomó cuatro costales de maíz. Cargándolos, los llevó y los dejó en el depósito de Rosendo. Regresó a su casa pensando, feliz, que su hermano estaría mejor. Durmió profundamente.
Al día siguiente uno y otro quedaron sorprendidos al comprobar que tenían la misma cantidad de maíz que la noche anterior. Cada uno, por su lado, pensó: “tal vez no llevé la cantidad que supuse. Esta noche llevaré más.” Y así lo hicieron aquella madrugada.
Cuando salió el sol se sintieron más perplejos que antes pues hallaron la misma cantidad de siempre, ni un costal menos. “¿Qué está pasando?” se decía cada uno “¿Acaso lo soñé?”. Decidido a no caer en al misma situación Rosendo llenó un pequeño carro con doce costales. Jacinto hizo lo mismo. Con dificultades, fueron tirando de él por la colina, antes de apuntar el alba.
Cada uno subía por su lado de la colina. Cuando Rosendo se hallaba casi en la cima alcanzó a ver una silueta bajo la luz de la Luna, que venía de la otra dirección. A Jacinto le pasó lo mismo ¿De quién podría tratarse? ¿Era, tal vez, un cuatrero? ¿Se trataba, quizás, de un forajido? Cuando los dos hermanos se reconocieron entendieron qué había pasado. Durante las noches anteriores sólo habían estado intercambiando costales de maíz entre un depósito y otro. Sin decir palabra dejaron sus cargas a un lado y se dieron un largo y fuerte abrazo.

—Adaptación de un cuento judío

¡Compártelo!

Articulos Relacionados

actividades-empatia

Acciones de empatía

Conoce la definición de empatía, además de frases, cuentos y actividades que tenemos para que apliques el valor en la vida cotidiana.

los-viajeros-empatia

Los Viajeros – cuento de empatía

Conoce la definición de empatía, además de frases, cuentos y actividades que tenemos para que apliques el valor en la vida cotidiana.

solidaridadyempatia

La empatía es la piedra angular de la solidaridad

El valor de la solidaridad puede existir sólo si nos ponemos en los zapatos los demás, sólo si vemos el mundo desde su perspectiva y somos empáticos.

contaminacion

Cooperación internacional: solución a la crisis

Boyan Slat, tiene una propuesta para limpiar de residuos plásticos el océano y producir combustible, sólo le hace falta la cooperación internacional, ¡entérate!

cooperativo

¿Qué es el aprendizaje cooperativo?

El aprendizaje educativo permite centrar la educación en el aula alrededor de valores como la cooperación, la amistad y la fraternidad.

ingrediente

Cuento de Cooperación

¿Te has dado cuenta de que tú solo no puedes hacer muchas cosas y requieres la ayuda de los demás? Conoce la forma de preparar el mejor pozole estilo Jalisco.

actividades-cooperacion

Actividades de Cooperación en el aula

  Tener el valor de cooperar con los otros para crear algo conjunto o para alcanzar una meta compartida, es importante para realizar de una manera más amena y más sencilla lo que se tiene que h

rafa

Rafael Muñoz habla sobre la cooperación

La cooperación como un valor la podemos entender como la suma de varias disposiciones individuales en busca de un propósito común.

cooperacionycompetencia

La cooperación y la competencia

  La cooperación es la contracara de la competencia. Mientras para competir es preciso hacer el esfuerzo en solitario y siempre frente a la comparación con los demás; en la cooperación no hay

cooperacion

Comentario de la Profa. Betania sobre cooperación

Si todos nos unimos para algo, podremos hacer muchas cosas que en individualidad jamás podríamos. Invito a unirnos en cooperación y ayudar a los demás. Post compartido por: Betania

bichos

La cooperación en Bichos, la película

  Bichos, Una aventura en miniatura, la película de Pixar, se ha convertido en un clásico no sólo para los niños sino también en el gusto de muchos adultos. La cinta es buena en primera inst

Cuento-Jaguar-Slider

Un cuento sobre lo importante del diálogo

Los cuentos son una fuente inagotable de patrones de conducta, para trabajar el valor del diálogo en el aula, te compartimos la adaptación de la leyenda guaraní Jaguar negro, venado blanco, incluid