Agradecemos al patrocinio de:

Suscríbete para recibir más noticias


El rescate: cuento sobre la participación

El rescate, cuento sobre la participación de toda una comunidad en favor de la protección de las tortugas marinas, ¡toda una lección!

  • Al final encontrarás preguntas para iniciar el debate y reflexión en el grupo.

El rescate

El papá de Marisa era profesor de matemáticas. Cuando no estaba impartiendo clases, se le podía ver leyendo libros de álgebra o escribiendo fórmulas en un pizarrón. Una vez le dijo a su hija: “¿Sabías que casi cualquier problema en la vida puede solucionarse con ayuda de las matemáticas?”. Ella no le creyó, pero unas semanas después comprobó cuánta razón tenía su padre. Marisa vivía con su familia en Tecpan de Galeana, en el estado de Guerrero, e iba a una escuela llamada Emperador Cuauhtémoc. Una mañana, durante la clase de Ciencias Naturales, su maestra les habló de las tortugas marinas. Dijo que estos grandes animales llegaban a vivir un siglo y han habitado en la Tierra desde hace más de 150 millones de años. Lo triste era que, en la actualidad, muchas especies estaban en peligro de extinción. “Aunque es ilegal, la gente las caza para comerse su carne y consumir sus huevos”, explicó la maestra y agregó: “Pertenezco a una brigada que protege a las tortugas. Nuestro trabajo es resguardar sus nidos y asegurarnos de que las tortuguitas recién nacidas lleguen al mar sanas y salvas”. La profesora invitó a sus alumnos a convertirse en voluntarios. Les dijo que, por desgracia, muy poca gente estaba dispuesta a ayudar. “Hay demasiadas tortugas que proteger y los voluntarios nunca son suficientes.

El año pasado sólo pudimos salvar a unas cuantas.” Todos en el salón aceptaron la propuesta de su maestra y prometieron invitar a sus familiares y amigos a participar en el próximo salvamento, el cual se realizaría dentro de dos meses. Marisa regresó a su casa pensando en lo que les había contado la maestra. Quería formar parte de la brigada, pero también deseaba que más gente ayudara. Sin embargo, no sabía qué hacer para lograrlo. Invitó a sus papás, a sus primos y a su mejor amiga. Pero la maestra les había dicho que era necesario salvar a miles de tortugas. ¿Qué podía hacer para conseguir más voluntarios? Ella no conocía a tantas personas. Cuando le planteó esta dificultad a su papá, él repitió lo que había dicho semanas antes: “Casi cualquier problema en la vida puede solucionarse con ayuda de las matemáticas”. Marisa torció la boca. ¿Qué tenían que ver las matemáticas con las tortugas marinas? Él dijo que existía algo llamado progresión geométrica. “¿Qué es eso?”, quiso saber su hija. Su padre se acomodó las gafas y, con el tono que usaba en sus clases, dijo: “Es una sucesión en la que cada término se obtiene multiplicando al anterior una cantidad fija, llamada razón”. Marisa no entendió nada. Entonces su padre se lo explicó con más sencillez. “Es muy fácil. Sólo tienes que ponerte de acuerdo con tus compañeros para que cada uno invite a tres personas a participar.

Estas tres personas deberán invitar a otras tres y ellas a tres y así sucesivamente. Si cada invitado se compromete a conseguir a tres amigos o familiares, en dos meses serán muchísimos.” Marisa les habló a su maestra y a sus compañeros de la progresión geométrica y decidieron ponerla en práctica. Dos meses después la playa de Carrizal estaba a reventar. Había señores, señoras, niños, niñas y gente mayor. Todos dispuestos a ayudar a que las tortugas bebé que en ese momento salían de sus huevos llegaran al mar. Al verlos, Marisa pensó que si bien los cálculos de su papá resultaron correctos, lo más importante había sido la participación de las personas.

Para reflexionar en clase

  • Además de salvar a las tortugas, ¿qué otras actividades podrían realizarse mediante la participación?
  • ¿Por qué crees que la gente respondió al llamado de Marisa y de sus compañeros?
  • ¿Has participado alguna vez como voluntario en una acción que beneficie a tu comunidad?
  • ¿Qué es para ti la participación?

Únete a la plática sobre el valor de la Participación, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa