Agradecemos al patrocinio de:

Suscríbete para recibir más noticias


Templanza

06-Templanza-01 Templanza. 1. f. Moderación, sobriedad y continencia. Autodominio. m.Capacidad de controlar las propias acciones y emociones. Prudencia. 1. f. Templanza, cautela, moderación. 2. f. Sensatez, buen juicio. Constancia. 1. f. Firmeza y perseverancia del ánimo en las resoluciones y en los propósitos.

—Diccionario de la Lengua Española, Vigésimo segunda edición.

La templanza de los niños y las niñas

¿Qué es la templanza? ¿De qué manera este valor nos ayuda a vivir mejor? ¿Cómo podemos desarrollarlo y utilizarlo en nuestro beneficio? La vida está llena de cosas placenteras, de actividades y experiencias que disfrutamos y que nos hacen sentir bien. En el cuento anterior se ilustra una de ellas: comer. Mucha gente encuentra un gran deleite degustando diversos platillos y hay quienes experimentan un enorme gozo con los postres y las golosinas en general. Otro caso es el de los juegos de video, los cuales están diseñados para proporcionar muchas horas de diversión a las personas, especialmente a los jóvenes. Los anteriores son sólo dos ejemplos de cosas que producen placer y que, por lo tanto, se desean. La templanza nos enseña a disfrutar de todo aquello que nos gusta sin caer en el exceso; es decir, a deleitarse con las cosas buenas que ofrece la existencia sin perder el control. Y es que algo que nos resulta divertido, emocionante o delicioso se puede volver dañino cuando nos dejamos arrastrar por él, cuando no ponemos límites. En el caso de Nico, los deliciosos alimentos que comió en el restorán del hotel le provocaron indigestión porque no fue capaz de frenar su apetito. Algo parecido puede ocurrir con los juegos de video: hay quienes pasan horas y horas frente a una pantalla practicando este pasatiempo, sin darse cuenta de que están descuidando sus estudios, el trabajo, a su familia, a sus amigos y su salud. Entre los adultos, el alcohol o el sexo pueden volverse también peligrosos cuando se ignora la templanza. Este valor nos invita a ser moderados, a llevar una vida equilibrada y rica en experiencias, a no dejarnos atrapar por un solo deseo, a controlar nuestros apetitos. La templanza nos ayuda a mantener el control sobre nuestra voluntad, a reconocer los límites más allá de los cuales algo que es bueno, grato, sano o rico se transforma en algo malo, dañino o desagradable. El filósofo griego Sócrates y su alumno Platón, quienes vivieron hace muchos siglos, pensaban que la templanza era necesaria para ser felices. Para ellos, esta virtud nos mantiene en equilibrio y contribuye a ver la vida con claridad y serenidad. Por su parte, Aristóteles, quien era alumno de Platón, decía que la templanza era “el justo medio” entre los extremos.   ¿Y tú qué piensas…? • ¿Qué tipo de actividades te apasionan? • ¿Has perdido alguna vez la cabeza por los juegos de video o la televisión? ¿Te has excedido en el consumo de refrescos o comida? ¿Dedicas demasiado tiempo a comunicarte por Twitter, Facebook o WhatsApp?

• De acuerdo con lo que has leído hasta el momento sobre la templanza, ¿consideras que es un valor importante? ¿Por qué?