Agradecemos al patrocinio de:

Suscríbete para recibir más noticias


Meñique: un cuento sobre tolerancia

Meñique, un cuento sobre tolerancia, es una adaptación de un cuento homónimo incluido en La Edad de Oro de José Martí, ¡Justo para leer en el aula!

- Al final hay cuestiones para pensar con nuestros estudiantes el valor de la tolerancia.

Meñique

En un viejo país vivían tres hermanos. Pedro era fuerte y grande; Pablo, delgado y envidioso; Juancito era tan chiquitín que le decían “Meñique”. Su padre les pidió que fueran a buscar fortuna. El rey de aquel lugar tenía problemas: frente al palacio había nacido un árbol que lo envolvió en sombras; nadie podía cortarlo. Aunque su tierra era rica en manantiales, en el palacio no había agua, pues era imposible horadar la roca sobre la cual estaba construido. El rey ofreció la mano de su hija a quien pudiera resolver estas situaciones.

Los hermanos fueron para allá. Meñique hacía preguntas, pero sus hermanos no lo tomaban en cuenta. Buscando, encontró un hacha encantada que estaba cortando un pino. “Buenos días. ¿No está cansada?”, le preguntó. “Mucho”, respondió el hacha. Meñique la metió en su saco, volvió con sus hermanos y les contó. No le creyeron. El pequeño siguió andando y encontró con un pico que estaba golpeando la roca. “Buenos días. ¿No está cansado?”, preguntó Meñique. “Mucho”, respondió el pico y Meñique lo metió en su saco.

En el bosque halló también una cáscara mágica de nuez, de la que salía agua a borbotones. Cuando se los relató, sus hermanos comentaron “¡Qué tonterías!”. Los tres llegaron al palacio. El rey estaba furioso y había ordenado que quien intentara remediar los problemas y no lo lograra, recibiera un castigo. Los hermanos mayores hicieron la prueba y fracasaron. Meñique se presentó ante el monarca que, nada más verlo, gritó: “¡Fuera!”. “Un momento”, respondió Meñique, “aunque sea distinto a los demás, merezco una oportunidad”. Se acercó al árbol y lo derribó con su hacha. Se acercó a la roca y cavó un pozo con su pico. En el fondo puso la cáscara de nuez y brotó un manantial que corría al palacio. El rey le impuso el desafío de capturar a un gigante en el bosque. Con habilidad y sin lastimarlo Meñique logró atraparlo y se presentaron en el palacio. El pequeñuelo tuvo éxito y se casó con la princesa; gobernaron juntos el país por 52 años.

Pensémoslo entre todos

  • ¿Cómo calificas la actitud de los hermanos mayores con Meñique?
  • ¿Por qué piensas que lo trataban mal?
  • Aparte de sus herramientas, ¿qué le permitió superar las pruebas?
  • Si tú fueras un rey ¿le darías oportunidades a cualquier persona?

  Únete a la plática sobre el valor de la Tolerancia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa