—Amado Nervo, Plenitud
“Las personas malas y mezquinas son personas inferiores, que no comprenden todavía, almas a las que debemos elevar, seres obscuros que no saben dónde está la luz. Con ellos una caridad lúcida, paciente y blanda todo lo puede.”