4 ideas navideñas de valor

2014_11_25-PcV-Reconocer-Valores-Interna

Compartir nuestras experiencias positivas hace que los valores arraiguen.

En la época navideña se nos carga la vida social, los compromisos o la pura nostalgia, pero también es un tiempo privilegiado para concentrarnos en actividades que pueden ser significativas en nuestros hijos. Es preciso utilizar todos los recursos a nuestro alcance para estimular y fomentar los valores en nuestros pequeños. Así pues, el árbol navideño es una tradición que se presta muy bien para realizar celebraciones especiales, emotivas y que guardamos en nuestros corazones. La propuesta que te hacemos es que cuando vayan a poner el arbolito de navidad en tu hogar, hagas una reflexión profunda con tus hijos sobre los valores y, al mismo tiempo, trabajen en la fortaleza de los lazos que unen a tu familia.   1. Lo primero será decidir cuál será el árbol navideño, si uno natural, artificial, de cartón… ¡O de cualquier otro material que se les ocurra!   2. Entre las ramas y las esferas se pueden utilizar cartas y postales hechas por cada uno en donde exprese cuál el valor que más aprecia en cada uno de los miembros de la familia. Luego de leerla, se volverá a colocar en el arbolito.   3. Una vez terminado de adornar el árbol, cada miembro de la familia pueden expresar qué ha sido lo mejor que le ha ocurrido este año y con qué valor lo relaciona.   4. Nosotros podemos hacerles, a cada uno de los hijos, una pequeña postal en donde le expresemos cuál es el que consideramos su logro más importante este año, por ejemplo: que mantiene su cuarto ordenado, mejores calificaciones o aquella vez en la que hizo un esfuerzo extra sin necesidad de pedírselo… Lo atesorarán y se sentirán apreciados e importantes a nuestros ojos.  

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de diciembre: La Justicia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor