Abraham Lincoln, defensor de la justicia

Los valores de una persona pueden cambiar al mundo, en verdad.

Abraham Lincoln, el 16° presidente de Estados Unidos tuvo varios rasgos que lo hacían notable: cerca de 2 metros de estatura, barba abundante, sombrero de copa y ser un gran defensor de la justicia, prueba es que dedicó su vida a acabar con la esclavitud: cuando una persona está sometida a los propósitos de otra que la explota sin remuneración para conseguir un beneficio económico, es la forma más aguda de la injusticia.  
“Desistir es la salida de los débiles; insistir, es la alternativa de los fuertes.” Abraham Lincoln
  Hijo de un carpintero, huérfano de madre desde muy pequeño, estudió derecho por su cuenta. Como diputado en su país se destacó por criticar la esclavitud de las personas negras en los estados del sur de los Estados Unidos. En 1860 fue electo presidente y esos estados se separaron de la unión americana. Entonces comenzó una guerra entre éstos y los estados del norte (llamada Guerra de Secesión), que apoyaban a Lincoln. El presidente declaró la libertad de todos los esclavos en 1863. Al término de aquella guerra, en 1865, los ciudadanos reconocieron que era el principio de una nación más justa y finalmente se abolió la esclavitud.  

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de diciembre: La Justicia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor