Acciones de Creatividad

¿Qué sabes de estos valores?

Tal vez piensas que la imaginación sirve sólo para hacer libros o películas, que el ingenio y la innovación están reservados para los científicos en sus laboratorios llenos de tubos, frascos y aparatos extraños. Sin embargo, esos elementos forman parte de tu vida: constantemente alimentas sueños, ideas y proyectos que aún no son una realidad y disfrutas dándoles forma. Por otra parte, inventas soluciones hábiles para situaciones comunes, como parchar una pelota, encontrar un camino más rápido para regresar a casa o un método para memorizar las tablas de multiplicar. El ingenio que aplicas en esos casos expresa un potencial que puede transformar al mundo.

EXTREMOS CONTRARIOS

• Una persona desadaptada se aleja de los demás y corre el riesgo de quedar sola. • Quien es inflexible pierde la capacidad de comprender a los otros. • Los que no aceptan la realidad desechan la oportunidad de transformarla.

LA CREATIVIDAD Y TÚ

Ser creativo consiste en combinar de una forma original elementos que ya existen (ideas, colores, sonidos, imágenes, etcétera) impulsados por la inteligencia. Esa combinación existe primero en la imaginación que la visualiza y luego requiere ingenio para llevarla a cabo y obtener resultados concretos. En muchas ocasiones la creatividad alcanza logros de gran envergadura que se convierten en verdaderas innovaciones, como la cura de una enfermedad, o un aparato que simplifica la vida diaria.

EL ANTIVALOR Y SUS RIESGOS

La falta de creatividad impide hallar soluciones a los problemas que se presentan día a día, frena el desarrollo de la inteligencia y evita que el mundo progrese con las innovaciones. ¡EUREKA! Arquímedes (287-212 a.C.) fue un científico griego. El rey de Siracusa le pidió comprobar si la corona de oro puro que había mandado hacer estaba rebajada con plata, pero él no hallaba forma de hacerlo. Una tarde se metió a la tina de baño y notó que su cuerpo hacía subir el nivel del agua. Entonces pensó algo: como la plata es más compacta que el oro, al sumergirla desplazaría más agua que éste. Se emocionó tanto que salió desnudo y corrió por las calles cercanas gritando "¡Eureka!", o sea, "¡Lo he encontrado!". Consiguió una auténtica corona de oro, sumergió las dos en sendos recipientes y comprobó que habían engañado al rey. Su descubrimiento de la densidad ejemplifica la intuición y la creatividad de los grandes genios.

EL VALOR EN LA HISTORIA

El Fénix de América La excepcional Juana Inés El brillo de la inteligencia, la inventiva y la creatividad de algunas personas fuera de lo común permanece vivo por siglos. Ése es el caso de la escritora mexicana Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695). Nació en Nepantla y desde muy pequeña dio muestras de talento: a los tres años sabía leer, a los siete pidió que la inscribieran en la Universidad y a los ocho compuso su primer poema. Su ingenio cobró fama y fue recibida en la corte del virrey Mancera, en la Ciudad de México. Éste la sometió al difícil examen de cuarenta sabios y ella respondió con precisión a cada pregunta. “Parecía un poderoso galeón embestido por meras barquitas” relataba el virrey. En 1669 ingresó al convento de San Jerónimo y, aparte de sus deberes religiosos, dedicaba su tiempo al estudio, formó una biblioteca de 4,000 tomos y adquirió conocimientos de lenguas, astronomía, pintura y música. Al mismo tiempo comenzó a desarrollar su obra escribiendo hermosas poesías, villancicos, obras de teatro y meditaciones. Sus trabajos cobraron fama fuera de México. En 1689, con el título Inundación castálida, se publicaron en España, en tres tomos, y los expertos opinaron que era la mayor poetisa de su tiempo. La inventiva de Juana Inés no conocía límites, fue autora de tratados de música, recetas de cocina y versos en náhuatl y latín. Su obra más notable, el poema Primero sueño, está hecha de mil versos en los que destaca una profunda cultura y el absoluto dominio del idioma. Hacia 1690 los problemas se multiplicaban en México: hubo hambruna, inundaciones, epidemias y levantamientos de indígenas. Las autoridades religiosas —a las que inquietaba el espíritu libre y original de Sor Juana— le exigieron que se dedicara sólo a las tareas que le correspondían como monja. Presionada de esta forma, se deshizo de su biblioteca y vendió sus instrumentos musicales y matemáticos para ayudar a los pobres. La epidemia de cólera llegó a su convento y ella se contagió por cuidar a las enfermas. Al morir, el 12 de noviembre de 1695, tenía sólo 43 años. Sin embargo, la muerte no pudo con ella. Juan Inés dejó una valiosa herencia creativa que incluye sus colecciones de sonetos y rimas y las comedias Los empeños de una casa y Amor es más laberinto. A escasos años de su muerte, el interés por sus trabajos fue en aumento. Se publicaron miles de copias y los especialistas de todo el mundo escribieron miles de páginas dedicadas a su análisis y elogio. Hoy, cuatro siglos después, se considera una figura central de la cultura y la vida mexicana, al grado que su rostro aparece en los billetes de doscientos pesos. La Encyclopaedia Britannica, la obra de consulta más prestigiosa del mundo, la califica como “una poetisa sobresaliente, un prodigio intelectual, autora de obras de sencilla belleza y gran atractivo emocional.” La lectura de sus libros enriquece a millones de estudiantes mexicanos. Comparada al ave mitológica que siempre renace de las cenizas, Juana Inés se conoce familiarmente como el “Fénix de América”.

ACTIVIDADES

El primer paso es usar el poder de tu inteligencia y lanzarte a la búsqueda de soluciones propias para un problema, sin importar que parezcan raras o difíciles de lograr. El segundo es diseñar una forma segura y ordenada de aplicarlas. En el tercero, las soluciones se ponen a prueba. Generalmente no dan resultado al primer intento, pero poco irás haciendo ajustes y adaptaciones hasta acercarte a lo que buscas. • Observa y analiza los elementos que intervienen en el problema que deseas resolver. Trata de enfocarlo desde varios puntos de vista. • Pierde el temor a equivocarte o a hacer el ridículo. Piensa que algunos artistas y científicos fueron considerados “locos” en su época y hoy figuran entre los genios. Ten confianza en tus ideas. • Respeta la autoridad de tus padres y maestros pero atrévete a ir inventando soluciones diferentes a las que ellos proponen. • Desarrolla tu capacidad de escuchar las ideas de los demás y leer con atención: estás obteniendo materia prima para tu imaginación. • Ten una actitud valiente con respecto al mundo y sus acontecimientos: tu inteligencia crece al ritmo de éstos. Lo que aprendiste Cuando una persona desarrolla su pensamiento creativo obtiene una mayor capacidad de responder a las situaciones que vive y transformar su realidad. Elevada a su máxima potencia, la creatividad se derrama en beneficio de hombres y mujeres que aprovechan los hallazgos de un científico o se deleitan con la obra de un escultor o un compositor. Ser creativo día a día es esforzarte por convertir tu vida en una obra de arte. Amplía tu visión • Dedica parte de tu tiempo libre a la expresión creativa mediante la escritura o el dibujo. • Prepara, con ayuda de tu maestro, una lista de diez hallazgos científicos importantes, las personas que los realizaron y la forma en que pudieron llevarlos a cabo. • Practica con tus amigos juegos que impliquen observación y diseño de estrategias, puede ser tan complicado como el ajedrez o tan simple como un torneo de canicas. • Busca casos de creatividad en varios ámbitos: en el caso del futbol averigua, por ejemplo, qué es la cuauhtemiña; en el caso de la cocina, investiga la variedad de moles que se guisan en México.