Cuentos

Bodas de Plata, gran cuento de tolerancia

En este relato encontrarás una maravillosa lección, te compartimos Bodas de Plata, gran cuento de tolerancia para leer en el aula y analizar con los estudiantes.

- Al final hay cuestiones para pensar con nuestros estudiantes el valor de la tolerancia.

 Bodas de plata

Niños corriendo en una boda representando el cuento de bodas de plata de tolerancia.

Dentro de una semana Otilia y Marcelo cumplirán 25 años de casados. Aunque será una fiesta familiar, Otilia quiere que haya música en vivo y baile. Con gran ilusión ha sacado del ropero el vestido de organza blanco de Tlacotalpan, lleno de holanes y encajes, y unos zapatos rojos que sólo se pone cuando hay fiesta. Tiene muchas ganas de bailar de nuevo “El canelo”, “La bruja” y “El tilingo lingo”.

Los problemas comenzaron cuando Otilia le anunció a Marcelo su intención de traer a un conjunto veracruzano. Él es de Reynosa y había pensado contratar música norteña. Lo que en un principio era un desacuerdo se convirtió en una disputa. Marido y mujer comenzaron a gritarse hasta que sus dos hijos tuvieron que intervenir. Los jóvenes intentaron hacerles ver que ambos tipos de música eran igual de bonitos. Sin embargo, eso no tranquilizó a la pareja. Al final decidieron que no contratarían a ningún grupo y que pondrían música grabada. No fue una buena solución, pues ambos terminaron enojados.

Toda la semana Otilia estuvo pensando en aquella discusión. Al final tuvo que reconocer que aunque no compartía los gustos musicales de Marcelo, debía respetar sus preferencias. Entonces tomó una difícil decisión: empeñó sus zapatos rojos y el vestido de jarocha con todo y el rebozo de seda. Con ese dinero le pagó a un grupo norteño para que amenizara la celebración.

Así, el día de la fiesta, Marcelo se llevó una gran sorpresa al escuchar la música de su estado. Sin embargo, la sorpresa fue también para Otilia. Resulta que su marido había tenido la misma idea: empeñó su cinturón de piel de víbora, su chamarra vaquera y su sombrero de fieltro, y con el dinero que le dieron contrató a un grupo jarocho.

Pensémoslo entre todos

  • • ¿Qué otra forma de solucionar el problema de Marcelo y Otilia se te ocurre?
  • • ¿Por qué piensas que Marcelo y Otilia practicaron la tolerancia?
  • • ¿Crees que alguien de tu familia es tolerante contigo?
  • • ¿Alguna vez has sido tolerante con alguien de tu familia?

  Únete a la plática sobre el valor de la Tolerancia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa