El perdón se puede entender en el salón de clases

2014_10_27-McV-Entender-Perdón-Valores-Interna-1

Sólo el perdón puede parar algunas espirales de agresión y discordia.

En un mundo ideal ninguna persona haría daño a otra; ese mundo es al que debemos aspirar. Sin embargo, como todavía no lo alcanzamos, estamos sujetos a eventualidades y contingencias en las que a veces alguien nos daña y a veces dañamos a alguien. Hay que estar muy atentos para evitar ambas situaciones: cuidar y considerar a los demás, y evitar que los demás nos perjudiquen. Cuando ello ocurre de cualquier manera, hay un recurso de excepcional importancia en el mundo de los valores: el perdón, que consiste en no guardar sentimientos negativos contra quien nos dañó y menos todavía cobrar venganza. El principal beneficiario del perdón no es quien nos hizo daño, sino nosotros mismos. Por un lado, porque ponemos fin a lo que podría ser una cadena de odio sin fin; por otro, porque logramos superar con nuestro corazón y nuestras emociones el perjuicio que recibimos y nos abrimos a nuevas experiencias, relaciones y proyectos creativos. Quien no perdona se queda detenido en el momento del daño original y pierde tiempo precioso para su vida. Aprender a perdonar y a pedir perdón, buscar siempre la reparación y la reconstrucción de las relaciones con quien está alrededor es una tarea de vital importancia en el aula.  

Reglas claras

Un docente muy tolerante no sanciona las faltas de los alumnos y su salón de clase se convierte en un desorden. Un maestro demasiado severo aplica castigos excesivos y su salón de clase se vuelve una especie de centro penitenciario. ¿Cómo lograr un justo medio? Lo fundamental es entender que en el aula no se trata de establecer esquemas personales de perdón o venganza, sino un ambiente de justicia que permita convivir y desarrollar las actividades lectivas. La clave está en hacer explícitas las reglas y sanciones (siempre razonables, con un fin correctivo) e imponerlas efectivamente como parte del mecanismo de trabajo, no como la expresión una actitud individual.  

Conversa con nosotros sobre el valor del Perdón, todo el mes de noviembre en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor