Fomentemos la gratitud en el aula

2015_07_01-Fomentar-Gratitud-Interna

La escuela es el espacio más adecuado, fomentemos la gratitud en el aula y fortalezcamos las competencias relacionas con éste valor.

Al final te compartimos 7 acciones que puedes llevar a cabo para impulsar la gratitud en tu grupo.  

¿Qué inspira la gratitud en el aula?

El trabajo en el aula es un constante dar y recibir, un constante ayudar y agradecer en el que usted transforma las vidas de los chicos y éstos cambian la de usted en un proceso permanente. Agradézcales lo que hacen por usted y aprecie en todo lo que valen las muestras de gratitud que ellos pueden darle. Una persona agradecida está inspirada por un sentimiento, el amor: experimenta afecto por quien le ha proporcionado un valor y se lo demuestra con alguna acción concreta o con palabras claras. Las personas agradecidas no sufren odios ni resentimientos: libremente reconocen y premian a quienes las han ayudado pues aceptan en lo más profundo los beneficios que han recibido de los demás, mismos que son también una muestra de cariño. Agradecer significa aceptar, dar valor y celebrar aquello que nos entregan quienes nos rodean en las medidas de sus posibilidades. En el mejor de los casos marca el inicio de una relación sólida y comprometida en la que las dos partes se turnan para dar y recibir constantemente.

 

7 acciones para fomentar la gratitud en el aula

  • Ya sabemos que ser agradecido no es decir “gracias”, aun así procuremos que la palabra se use constantemente en el salón.
  • Enseñémoslos a reconocer la enorme oportunidad que reciben al gozar de una instrucción formal en la escuela y hagámosles entender que la mejor forma de agradecerla es aprovecharla al máximo.
  • Distingamos con ellos la importante labor que realizan diversos agentes y que suele pasarnos desapercibida: la señora que barre la escuela, el señor que la cuida y el personal del camión de la basura. Invitémoslos a manifestar su gratitud de alguna manera innovadora u original.
  • Hagámosles entender que tanto nosotros como ellos, debemos dar más de lo que indican los formalismos de la escuela y eso merece gratitud.
  • Fomentemos la cooperación entre los compañeros e impulsémoslos a reconocerla periódicamente ante el grupo; por ejemplo: “Manuel me prestó su lápiz”, “Georgina me explicó la tarea”.
  • Promovamos en nuestros estudiantes una línea bi-direccional en el sentido de “favor con favor”. Si ellos nos ayudan con una buena conducta, reconozcámoslo con un poco de tiempo para jugar o algún otro plan.
  • Impulsemos la buena etiqueta en el salón de clases y fuera de éste: la combinación “Por favor” / “Gracias” debe ser la norma de comunicación cotidiana.
 

Únete a la plática sobre el valor del mes de julio: la Gratitud, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa

 
2015_07_01-Actividades-1-y-2-Post 2015_07_01-Actividades-3-y-4-Post 2015_07_01-Actividades-5-y-6-Post 2015_07_01-Fomentar-Gratitud-post 2015_07_01-Fomentar-Olimpismo-Post
Actividades sobre gratitud para 1º y 2º de primaria
Actividades sobre gratitud para 3º y 4º de primaria
Actividades sobre gratitud para 5º y 6º de primaria
Fomentemos la gratitud en el aula
La Orden Olímpica, gratitud en los Juegos
2015_07_01-Los-Aretes-Post 2015_07_01-Guerra-Posters-Post 2015_07_01-Cadena-Favores-Post relleno relleno
Los aretes, cuento de gratitud
La guerra de los postres, cuento de gratitud
La gratitud es una cadena de favores