Cuentos

La camisa del hombre feliz: Cuento de felicidad

 

La camisa del hombre feliz

Un rey enfermó gravemente y ningún médico podía curarlo. Un viejo que habitaba en el palacio indicó: “Lo que el rey necesita es la camisa de un hombre feliz”. Los lacayos trataron de hallar a un hombre feliz entre los nobles, pero no lo encontraron. Cuando iban de regreso al palacio pasaron frente al taller de un herrero que cantaba: “Soy un hombre feliz, he ganado mi pan, con cariño y con afán.” Se acercaron, pero vieron que era tan pobre que no llevaba camisa. Cuando se lo contaron al rey, éste ordenó que sus riquezas se distribuyeran para que todos los pobres tuvieran camisa… A los pocos días comenzó a aliviarse.

Para Reflexionar:

Estar contento depende de ti. Aplica estos consejos en tu vida diaria.

  • Nunca despiertes “de malas”. Controla tu pensamiento y tu ánimo a cada momento.
  • Quiérete a ti mismo: disfruta quien eres.
  • Goza de los buenos momentos sin pensar de los problemas
  • Aprende a reírte. Incluso en las circunstancias difíciles.
  • Olvida cualquier rencor o resentimiento que tengas.
  • Recuerda que una alegría compartida es doble alegría.
  • Busca actividades interesantes que te entretengan.
  • Construye tu modelo de felicidad ¿Cómo lo imaginas?

Conversa con nosotros sobre el valor de la Felicidad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor