La honestidad crece con el pensamiento lateral.

2014_03_03-Pensamiento-Lateral-Valores-Interna

¿No te gusta lo “cuadrado”, “lo de todos los días? Tienes que desarrollar tu pensamiento lateral… créeme.

 

Sobre la honestidad y los estudiantes

Como profesor, la honestidad es uno de los valores que más me interesa cultivar con mis alumnos, aunque no siempre me funcione. Me acuerdo con mucha claridad: llegué a ese salón por primera vez un martes en la mañana y, aunque nutrido, el grupo se veía seco cual desierto. Luego de las presentaciones inicié con mi mejor entusiasmo a compartirles el temario y la clase. En ocasiones anteriores me había resultado muy efectivo empezar informalmente para poco a poco introducirlos en la materia… No esta vez. En realidad todo el curso sufrí la apatía galopante de los estudiantes, incluso tuve que detenerme un poco para no terminar el contenido en el primer mes, así de inexistente fueron las dudas o participaciones. Y no es que tuvieran un buen desempeño en las evaluaciones, todo lo contrario. Simplemente puedo decir que no hubo química, a mayor honestidad de mi parte, mayor cerrazón de ellos. “¿Qué hacer en esos casos?” Fue la pregunta que se me quedó de aquella experiencia.  

“Igual que el pensamiento vertical, el pensamiento lateral es un modo de usar la mente. Constituye un hábito y una actitud mental.” Edward de Bono.

 

Pensamiento lateral vs pensamiento vertical

Esta duda me siguió desde entonces hasta que conocí las propuestas de Edward de Bono, en sus textos he encontrado la respuesta que me hubiera sido tan útil en aquel entonces: Cuando no funciona la forma tradicional y lógica, el pensamiento vertical, debemos intentar con el pensamiento lateral. Con la ventaja de que mediante asociación y las herramientas para la creatividad aflora la honestidad y los estudiantes comprenden el valor de ser honestos. ¿Y esto con qué se come? Para disipar la incógnita, le comparto una comparación que hace la Universidad del País Vasco (cuyo enlace completo está más abajo):   Pensamiento vertical: -Es analítico, selectivo y convergente. -Sabe lo que busca. -Sigue los caminos más evidentes. -Se usa la negación para bloquear bifurcaciones y desviaciones. -Cada paso ha de ser correcto. -Se basa en la secuencia de ideas. -Se excluye lo que no parece relacionado con el tema. -Las categorías, clasificaciones y etiquetas son fijas. -Es un proceso finito.   Pensamiento lateral: -Es provocativo, creativo y divergente. -No sabe lo que busca hasta que lo encuentra. -Se mueve para crear nuevas direcciones, -Busca los caminos más evidentes. -No se rechaza ningún cambio. -Puede dar pasos en falso. -Puede y debe efectuar saltos. -Se explora incluso lo que parece desligado del tema. -Las categorías, clasificaciones y etiquetas pueden variar. -Es un proceso infinito y probabilístico.   FUENTES: Seis sombreros para pensar. Una guía de pensamiento para gente de acción y El pensamiento lateral: manual de creatividad, de Edward de Bono.   Para profundizar, puedes visitar esta presentación original de la Universidad del País Vasco sobre Pensamiento lateral.  

Comparte tu opinión sobre el valor de la honestidad, el pensamiento lateral propuesto por Edward de Bono en las redes sociales de Fundación Televisa: @fundtelevisa y www.facebook.com/FundacionTelevisa