La igualdad en el salón de clases

El valor de ser maestros...

Dentro del salón de clases, el trato hacia las niñas y los niños suele ser diferente. Ello debido a la constitución biológica de cada sexo, pero también a los estereotipos sociales ligados a lo masculino y a lo femenino. Dicha diferenciación conduce, con frecuencia, a reforzar muchos de los prejuicios sexistas que prevalecen hoy en día. El maestro debería combatir este trato diferenciado y dirigirse a sus estudiantes en términos de igualdad, sin favoritismos ni consideraciones ligadas al género. Desaliente el uso del lenguaje sexista y machista entre sus alumnos. Muestre su desaprobación ante los chistes, las bromas o los dichos de contenido sexista. No haga distinciones entre hombres y mujeres en el terreno intelectual. Muestre a los sus alumnos que entre los grandes benefactores de la humanidad se encuentran no sólo hombres, sino también mujeres.