La tolerancia nace en la familia

Valores-Tolerancia-Nace-Familia-I

La tolerancia nace en la familia y es necesario que como padres y madres reflexionemos al respecto y nos hagamos responsables del ejemplo que damos.

- ¿Cuanta tolerancia hay en nuestra familia?

Educando en la tolerancia

Tolerar no es “aguantar” las diferencias, sino reconocer y celebrar la diversidad. Educar hijos tolerantes significa prepararlos para integrarse mejor a un mundo cada vez más diversificado. Hoy día las personas tienen dietas diferentes, religiones diferentes, preferencias sexuales diferentes y debemos preparar a los hijos e hijas para dar una respuesta adecuada a ese complejo mosaico de la diversidad del que quizá también formen parte. La lección empieza por casa permitiendo que se escuche la voz de cada quien: hombres, mujeres, niños, adolescentes y ancianos sin que sean marginados de las iniciativas y la vida común. Exige, asimismo, que los adultos tengamos un ánimo conciliador que nos permita tomar decisiones sensatas y firmes. La lección continúa fuera de la casa educando a los menores en el respeto a las diferencias de aspecto físico, carácter, forma de vestir y actividad que desempeñan las demás personas, buscando siempre la inclusión. No perdamos de vista que quien excluye corre también el riesgo de ser excluido y que la idea de “normalidad” es más una ilusión que una realidad.

Sin importar si se trata de una familia grande o pequeña, la convivencia diaria y el hecho de vivir bajo el mismo techo, multiplica las posibilidades de que ocurran malos entendidos, desavenencias y rivalidad entre los miembros. Los padres estamos obligados a crear en casa una atmósfera de tolerancia basada en el respeto, el afecto y la comunicación. Esto suena sencillo en la teoría, pero exige un trabajo cotidiano y una atención permanente, incluso en los detalles más pequeños. El esfuerzo, sin embargo, vale la pena, pues permite no sólo lograr una mejor convivencia en casa, sino también da lugar a un aprendizaje invaluable para los hijos, quienes harán suyo este valor y lo transmitirán más tarde a sus propios hijos.

El mensaje para los padres

El hogar familiar puede ser una escuela de tolerancia o, por lo contrario, un centro donde se gesten los peligrosos intolerantes del futuro. Es indispensable cuidar los puntos de vista que expresamos frente a nuestros hijos y evitar transmitirles mensajes discriminatorios contra la diversidad de grupos que pueblan el mundo. Hay que tener especial cuidado contra aquellos sectores que habitualmente han sido objetos de burla o exclusión como las mujeres, los ancianos, los enfermos, los homosexuales, las minorías étnicas o quienes sufren una discapacidad. La tarea no se reduce a guardar prudente silencio, sino a promover la aceptación y la valoración de esas personas tan humanas, llenas de sueños y oportunidades como otras

Respetar las diferencias es respetar la vida

La intolerancia política, social y religiosa han conducido a guerras y matanzas que cobraron millones de vidas a lo largo de la historia (averigua, por ejemplo, qué fueron la Noche de San Bartolomé, el genocidio armenio o el Holocausto). Los peligros son los mismos en el ambiente diario de la actualidad. Tomemos un ejemplo común. En casi cualquier barrio o escuela puede haber un chico afeminado al que le guste juntarse con niñas y jugar con muñecas. Eso no lo hace peor o mejor persona que los chicos que usan juguetes bélicos y otros asociados a los varones. Sin embargo, es común que los demás lo insulten con ofensas verbales o incluso lo agredan físicamente. Que alguien sea distinto a nosotros no nos amenaza ni nos pone en peligro, simplemente nos revela una perspectiva diversa del mundo y nos vuelve menos ignorantes. ¡No discrimines, pues siempre cabe el riesgo de que tú también seas víctima de la discriminación!

Para pensar

  • ¿Cómo es el ambiente en tu casa?
  • ¿Consideras que en tu hogar reina la tolerancia?
  • ¿Expresas frente a tus hijos opiniones intolerantes o fanáticas en relación con temas como la religión, el sexo o la política?

Únete a la plática sobre el valor del mes de octubre: la Tolerancia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa