Lloyd Alexander
“Cada ser viviente merece nuestro respeto, ya sea humilde o altivo, feo o hermoso”.