Cuentos

Lo que nos ensen?a la empati?a

El sen?or Funes, observa a trave?s del aparador de su taller a un hombre que vende flores en la esquina. Al principio se alegra de encontrarse dentro de su acogedor negocio en lugar de estar en la calle, a merced del frio y el viento, tal como le ocurre al vendedor. Pero luego, al ver al sujeto, no puede evitar imaginarse que es e?l quien esta? afuera, soportando las inclemencias del tiempo. Dicha imagen lo motiva a salir de su refugio y regalarle un abrigo al desconocido. ¿Alguna vez te ha ocurrido algo asi?? ¿Te has puesto en el lugar de otra persona y has sentido lo que ella siente? A esta experiencia se le denomina “empati?a” y, desde el punto de vista de los valores, resulta muy importante pues nos ayuda a comprender mejor a nuestros semejantes y a identificarnos con ellos.

Imagi?nate que en tu escuela hay un nin?o o una nin?a que es vi?ctima de bullying. Supongamos que los responsables son varios de tus compan?eros. Como esta situacio?n no te afecta personalmente –pues no es a ti a quien molestan– te sientes tranquilo y no te importa lo que le ocurre al nin?o o la nin?a que sufre acoso. Sin embargo, en cuanto intentas ponerte en los zapatos de la otra persona e imaginas lo que sentiri?as si un grupo de compan?eros te agrediera fi?sica o verbalmente y, en lugar de apoyarte, el resto del grupo fuera indiferente a lo que te ocurre. Es seguro que, este ejercicio de la imaginacio?n, te ayudari?a a entender lo que siente tu compan?ero o compan?era y te pondri?as de su lado.

Lo curioso es que, en estos casos, la actitud empa?tica no so?lo ayuda a los otros, sino tambie?n a nosotros mismos. Y es que, al tratar de identificarnos con el otro, al hacer el esfuerzo de conectarnos con e?l, nos volvemos ma?s sensibles, juiciosos, abiertos y capaces de ver las cosas desde la perspectiva ajena. Esto permite tener una visio?n ma?s amplia de la realidad y mirar el mundo con ma?s claridad y con menos prejuicios. En lugar de permanecer encerrados dentro de nosotros mismos, la empati?a nos ayuda a abrirnos a los dema?s y a familiarizarnos con su forma de pensar, sus gustos sus problemas y sus necesidades. En este sentido, el me?dico austriaco Alfred Adler recomendaba: “Aprende a mirar con los ojos de otro, a escuchar con los ojos de otro y a sentir con el corazo?n de otro.”

¿y tu? que? piensas...?

• ¿Consideras que el sastre de este cuento es una buena persona?
• ¿Que? crees que haya motivado al sen?or Funes a regalarle el abrigo al vendedor de flores?
• ¿Consideras va?lida la razo?n que dio el vendedor para rechazar el abrigo?
• ¿Piensas que si el protagonista del relato no se hubiera identificado con el otro sujeto le habri?a obsequiado la prenda?