Necesito amigos, pero ¡shhh! Es secreto

2015_02_01-Necesito-Amigos-Interna

Entrevista con Raquel Castro a propósito de la amistad y su novela Dark Doll, donde Izzy deberá aprender a ser amiga no sólo en Internet sino en carne y hueso; la escritora también nos compartió su pensar sobre este vínculo tan especial.

- Te invito a disfrutar las palabras de Raquel Castro a propósito de la amistad y su Dark Doll.

Necesito amigos, pero ¡shhh! Es secreto

Raquel Castro vuelve a deleitar a todos sus lectores con una novela juvenil, fresca, y que expone, en las mismas palabras usadas por los adolescentes, las complicaciones de Isabel, Izzy, una chica dark que dejará de viajar “del tingo al tango”: debido a la ocupación de sus padres se ha mudado a muchas ciudades del país pero ahora lo hará a casa de sus abuelos, a quienes apenas conoce. Izzy también tendrá la oportunidad de hacer amigos de “carne y hueso” y, por qué no, poner a prueba a alguna amistad del ciberespacio. En su primer novela, Ojos llenos de sombra, nos cuenta la historia de un final en la vida de su protagonista; en Dark Doll nos cuenta la historia de un principio, porque su protagonista inicia su vida sedentaria, es decir en una ciudad de manera fija.

La historia no le da vuelta a los temas “difíciles”, asuntos como la violencia y el sexo existen en las historias de Raquel, pero sin el énfasis y la importancia excesiva que se le da en prácticamente todas las formas y medios de narrar, los aborda desde una perspectiva natural, con ojos que miran en otra dirección: hacia adelante. Es un libro que sin duda te dejará un buen sabor de boca en todo momento aunque nos cuente cosas difíciles. Al respecto nos confiesa:

“Como lectora me he vuelto más sensible con los años. Busco historias que me dejen un buen sabor de boca, justamente. Cuando me quiero deprimir leo las noticias; y a veces no hace falta, hoy en día se viven cosas bien difíciles, bien duras, como para que cuando leo vaya a leer exactamente eso mismo. Entonces cuando escribo hago justo eso. No es escapismo, es sólo que creo que no se nos debe olvidar que hay otra parte. De hecho yo creo que es muy importante, es como una de mis batallas personales, creo: Que no nos resignemos, que no pensemos que porque ahora la situación es horrible, siempre va a ser horrible y que nos tenemos que conformar en vivir en lo horrible… Yo quiero pensar que también tenemos el potencial de ser nobles y valientes y justos y simpáticos, entonces yo procuro en lo que escribo ese No te resignes, no vivas en gris cuando acá afuera están los colores.”

 

 ¿Cómo concibes la amistad?

Alguna vez leí esta frase, que está muy manida pero a mí me parece muy bonita, que dice: Amigo es aquel que no se interpone en tu camino a menos de que vayas rodando cuesta abajo.

Esa cómo me gustó y creo que lo explica muy bien. A veces ser amigo es muy difícil porque implica decir cosas que el otro no quiere escuchar. Es muy fácil ser el amigo que te da por tu lado en todo:

¡Ay, sí!, te ves guapísima con ese peinado. ¡Ay sí!, ese color te queda perfecto. ¡Ay sí!, hiciste bien en no entrar a mate, ¡qué aburrido!”;

Así cualquiera, ¿no? Pero el que te dice: "Sabes qué, la estás regando", y te lo dice bien, con toda honestidad. El que reconoce en qué momento se equivoca, te equivocas… Yo creo que esa es la belleza de la amistad, que haya la confianza y el respeto; que no todo el tiempo se esté interponiendo en tu camino porque ¡De algún modo tienes que aprender!

 

La ilusión, la amistad e Internet

Una de las cosas de que habla Raquel Castro en su novela, es la fisonomía de la amistad de la amistad en el siglo XXI: ¿de qué está hecha la amistad en el ciberespacio? ¿Es necesario tener a los amigos en el mismo espacio de forma física?:

“Yo soy muy fan de la vida en Internet, mucho Mucho MUCHO. Es más, esa idea de la vida real contra la vida de Internet, a mí me suena absurda porque la vida de Internet es parte de la vida real. Pero sí hay un momento cuando estás deprimido y necesitas un abrazo que el que alguien te mande por whastapp: “Abracitos” No son abrazos de verdad, no te los puedes poner y no te dan calorcito, no es un hombro en el que te puedes recargar realmente, y eso era una de mis inquietudes en Dark Doll: Las relaciones cibernéticas, sobre todo si son a la distancia, no sustituyen el contacto real. Porque hacemos una cosa bien tramposa: siempre ponemos la mejor cara en Internet. Porque justo cuando vas a mandar ese mensajito con una gran indiscreción lo lees y lo borras, si no siempre al menos 5 de cada 10 veces; cuando conoces a alguien que te dice que le gusta un pintor que no conoces, lo buscas e incluso le mandas la foto que te gustó; pero en la vida real es más reto porque no tienes la pausa, la transmisión diferida que te permite pensar bien lo que vas a decir o investigar de qué te están hablando. De repente creemos que un romance en Internet, que una amistad en Internet, es perfecta, que la otra persona es perfecta y lo que pasa es que sólo vemos una de sus caras. El día en está de malas y te manda un mensajito amargo o troll o bitchy o lo que sea, se te rompe esa ilusión y la bloqueas y buscas otra amistad que sí te  de esa ilusión. Pero en la vida real no puedes hacer eso, te enfrentas a los defectos de la otra persona y a los propios y tienes que aprender a decir: “¡Chín, la regué! Perdón, no quería lastimarte"... ¡No te puedes ir offline! Yo quería explorar esa parte, sin decir que es mejor que otra sino que son distintas y que una de éstas se basa en la ilusión, y a veces necesitas algo menos perfecto pero también menos ilusorio.”

No se trata de decir que la amistad en persona es mejor que la de Internet, ni al revés. También muchas de mis relaciones amistosas se dan mucho en línea y creo que tiene que ver con esta ciudad monstruo en la que vivimos. No es lo mismo una amistad que empieza en Internet y se queda siempre ahí y se basa en las apariencias propias de ese medio, que una nacida en un mismo espacio y que se conocen en persona y que de algún modo mantienes y fortaleces por Internet. Y también pasa al revés: gente que conoces en Internet y luego se dan chance de conocerse de otros modos aunque, en general, se quede en Internet.”

No resignarnos 

Una de las cosas más bellas de leer Dark Doll de Raquel Castro es que al terminar le ha crecido al corazón de uno, esperanza, muestra un “por dónde”, en su forma de narrar deja claro que se puede vivir y ver el mundo de una manera positiva y ésta es una de las cualidades más agradables de esta novela, una escasa hoy en día. Para finalizar, te comparto lo que me dijo sobre este asunto:

“Yo creo que tengo la suerte de que mi carácter, mi personalidad siempre se carga hacia el lado jocosón. Esa es la estrategia que uso mucho, cuando algo me enfurece o me entristece o me frustra, me pongo a pensar una forma en que podría haber pasado distinto, para bien; y ésto se relaciona con lo que te decía hace rato: No resignarnos. Ok, México ahorita está de este modo pero no me resigno; Yo sí me atrevo a imaginar un México distinto y creo que sí es posible. La principal derrota y la más horrible sucede cuando decimos: “Aquí nos tocó vivir y así es y no va a cambiar...” ¡NO QUIERO! Lo que esté en mis manos lo voy a hacer y los temas que me importan e inquietan los voy a abordar desde mi trinchera que es la escribidera, ¿no? Por eso tengo personajes gays y por eso tengo abuelitos que hacen quesadillas y por eso pongo amigos como Manu, que son bien cool y tolerantes, y amigos que aunque viven en otra ciudad siguen pendientes de ti, porque no me quiero resignar a que la vida sea fea, estamos tan poquito en el mundo como para que lo pasemos tristes, ¿no?

 

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de febrero: la Amistad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor

 También te puede interesar...

2015_02_01-Rivales-Urnas-Interna 2015_02_01-6-pasos-Interna 2015_02_01-Necesito-Amigos-Interna 2015_02_01-Borges-y-Bioy-Interna
 Amigas hace 40 años, rivales en las urnas Amistad en 6 sencillos pasos

Necesito amigos, pero ¡shhh! Es secreto

Amistad de letras: Borges y Bioy

2015_01_01-Ruta-amistad-Slider      
La ruta de la amistad, legado de México 68