Cuentos

Oportunidad para todos: Cuento de Sabiduría

 

Oportunidad para todos

Como alumno de una escuela te encuentras en una situación formidable para adquirir conocimientos. A veces se te olvida, pero precisamente a eso vas a la escuela. Si te fijas, éstos van avanzando poco a poco. Cuando eras pequeño sólo sabías dibujar, luego aprendiste a leer y escribir, ahora estás recibiendo información sobre el cuerpo humano, las plantas, los animales, la historia del mundo y la forma de hacer operaciones matemáticas. Así que una buena idea es aprovechar al máximo la experiencia del estudio. escuela o incluso en la universidad (si llegas a estudiar una carrera) vas a adquirir sólo unos cuantos conocimientos. Tu responsabilidad es buscar muchos más por tu cuenta. Lo más divertido es saber un poco de todo, pero también profundizar en los temas que te interesan, buscar información por tu lado en los medios disponibles, como las bibliotecas, algunos canales de televisión y páginas de Internet.

Es interesante combinar ese trabajo solitario con el aprendizaje que pueden ofrecerte las personas: tus padres y otros familiares, el señor que vende periódicos, la señora que ofrece verduras en el mercado y los operarios del camión de la basura. Todos ellos saben algo especial, tienen experiencias distintas que enriquecen tu panorama. Tus conocimientos acumulados no son adornos: son recursos que te ayudan a pensar mejor y, por supuesto, a ser más feliz. El extremo contrario, la ignorancia, provoca aflicciones y sufrimientos. Si estás leyendo este libro significa que ya te interesa aprender nuevas cosas. No te detengas: lee siempre con cuidado, escucha con atención, aprende de tus errores y comparte todo lo que sabes. Cuando todos pensemos así la humanidad llegará a ser inmensamente rica.

Para Reflexionar en casa:

  • Si usted se dedica a algún oficio, comparta sus habilidades y secretos con el pequeño. El mundo no solo necesita licenciados y doctoras, sino también buenos carpinteros, albañiles y agricultores.
  • Así como usted le gusta tener en casa lo necesario para alimentación e higiene, acerque a su hogar recursos que permitan obtener conocimientos. Vale la pena hacer el esfuerzo y adquirir una enciclopedia o formar una colección de libros.
  • Aproveche las actividades culturales que se presentan en los medios urbanos. Visitar un museo o asistir a un concierto ofrece nuevos conocimientos.

 

Para Reflexionar en la escuela:

  • Solicite información a las autoridades educativas de su entidad sobre programas y proyectos de capacitación para docentes.
  • Amplié su cultura general para responder con eficiencia a las dudas que suelen plantear los alumnos. Lea el periódico, escuche estaciones de radio culturales y vea programas de televisión educativa.
  • Aprender cada día de los alumnos. Invítelos a expresarse, a compartir sus experiencias, inquietudes y puntos de vista. En el genuino proceso de aprendizaje los papeles deben invertirse una y otra vez.

Conversa con nosotros sobre el valor de la Sabiduria, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor