Padres, pongamos atención: Que los hijos hablen

¿De veras los dejamos expresarse con libertad?

Los padres de hoy enfrentamos diversas preocupaciones en relación con nuestros hijos, de hecho muchas películas explotan esta fuente de angustia. Sin embargo, algo pasa que en no pocas ocasiones varios de los problemas que sufren nos pasan inadvertidos, literalmente no los vemos; generalmente por falta de comunicación. Entre las dificultades que podemos pasar desapercibidos por s falta de diálogo pueden mencionarse asuntos tan serios como la adicción a drogas, la violencia escolar, el abuso o trastornos de la autoestima. La aproximación común en forma de interrogatorio solemne suele ser un error con unas consecuencias de malas a desastrosas... ¿Recuerdas si alguna vez papá o mamá te dijo: Tengo que hablar contigo?

"El padre debe ser el amigo, el confidente, no el tirano de sus hijos."

Vicenzo Gioberti

La mejor manera de detectar y prevenir estos conflictos y fortalecer el vínculo familiar es una conversación abierta y constante: permitir que los chicos hablen como una costumbre cotidiana, debemos escuchar con paciencia y atención sus experiencias, temores e ilusiones y ofrecer respuestas a sus preguntas. Sobre todo, debemos evitar ese tono de juicio tan molesto y que sólo inhibe sus expresiones y rompen la confianza.

 

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de enero: el Diálogo, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor