Primeros héroes olímpicos y su humildad

2015_04_01-Juegos-Olimpicos-interna

Al inicio de las Olimpiadas no participaban profesionales, te compartimos una lectura sobre los primeros héroes olímpicos y su humildad.

¿Te imaginas que un medallista olímpico fuera vendedor de gelatinas o de agua potable?

 

La imagen que hoy día tenemos de los atletas olímpicos los presenta como figuras de enorme éxito social y económico que se dedican a entrenar casi desde pequeños en una carrera profesional que exige grandes recursos (incluyendo equipos e indumentaria especiales) y mucho esfuerzo que luego se retribuyen con aplausos, entrevistas y grandes sumas de dinero. El deporte y, en especial, los Juegos Olímpicos se han convertido en una especie de fábrica de estrellas inaccesibles para el público general que jamás imagina alcanzar esos mismos niveles. Todo ello oculta la esencia de la experiencia deportiva: el esfuerzo honesto y humilde para enfrentar todo lo que supera a los atletas: la longitud de una cancha o una alberca, el poder de otro competidor y las propias limitaciones físicas.

En el principio…

Pero no siempre fue así. En su origen el movimiento olímpico no estaba dirigido a deportistas profesionales, sino a amateurs, personas comunes que practicaran alguna disciplina por vocación, diversión o entretenimiento, sin buscar mayor fama o fortuna. ¡Incluso estaba prohibido que los profesionales tomaran parte en los Juegos! Después de sus triunfos muchos regresaban a vivir una existencia común. Las historias de los hombres y las mujeres que realizaron las primeras hazañas en las Olimpíadas inspiran y emocionan, pues enseñan que nosotros mismos podemos llegar tan lejos como ellos, fortaleciendo cualquier habilidad que nos distinga: basta con empezar el camino del esfuerzo y, aunque tengamos buenos resultados, ser tan sencillos y accesibles como siempre.

Historias ejemplares

Recordemos algunos casos célebres. Spiridion Louis (1873-1940), conocido como “Spiros” era vendedor de agua potable en las calles de Atenas y no contaba con entrenamiento profesional. Ganó la medalla de oro en la prueba de maratón en los Juegos de 1896. Tras su victoria se retiró a Marousi, su pueblo natal, donde trabajó como policía y granjero. Duke Kahanamoku (1890-1968), nadador que obtuvo medallas de oro y plata en diversas pruebas verificadas en Estocolmo, 1912, Amberes, 1920 y París, 1924 era un sencillo nativo de Hawái que aprendió a nadar con sus amigos cuando se divertían en las playas de Waikikí.

Otro nadador, Johnny Weissmüller (1904-1984), también fue reconocido con el oro en París, 1924 y Ámsterdam, 1928; hijo de una familia de inmigrantes judíos en Estados Unidos, había trabajado como botones de un hotel. En 1932 inició una importante carrera en el cine en el papel de Tarzán, quien murió en Acapulco, Guerrero, justamente de él te compartimos un video al final de este texto. No podemos olvidar al boxeador mexicano Francisco Cabañas Pardo (1912-2002), primer medallista mexicano en la historia de los Juegos, pues obtuvo la plata en Los Ángeles, 1932. Entrenaba en un modesto gimnasio de la Colonia Obrera, en la ciudad de México y tuvo que recaudar 500 pesos entre sus amigos del barrio para poder viajar al lugar de la competencia.Tras retirarse se dedicó a vender gelatinas en la calle. Podríamos llenar un volumen entero con las historias de estos primeros tiempos. Tales relatos honran al movimiento olímpico en el que el valor de la humildad, hasta la fecha, también debe expresarse aceptando la derrota y celebrando el triunfo de los otros competidores.

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de abril: la Humildad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor

 
2015_04_01-Educar-humildad-Post 2015_04_01-Orgullo-vs-Humildad-Post 2015-04_01-El-aprendiz-Postr 2015_04_01-Monedas-de-Plata-Post 2015_04_01-Verdadera-humildad-Post
Educar en la humildad
Orgullo VS Humildad
El aprendiz, un cuento sobre la humildad
3 monedas de plata para enseñar humildad
La humildad para niños y niñas
 
2015_04_01-Humildad_-arrogancia-y-presunción-Post 2015_04_01-Crecer-humildad-Post 2015_04_01-Juegos-Olimpicos-Post relleno relleno
Humildad, arrogancia y presunción
Crecer en la humildad
Primeros héroes olímpicos y su humildad