Que nuestras clases sean de solidaridad

2015_06_01-Clases-Solidaridad-Interna

La docencia implica la educación en valores, por eso debemos trabajar para que nuestras clases sean de solidaridad, que la sugieran y estimulen.

¿En verdad propiciamos la solidaridad en nuestra clase?  

La comunidad humana

Se dice que los humanos somos seres comunitarios. ¿Qué significa esto? Quiere decir que formamos parte de la sociedad y que dependemos los unos de los otros para sobrevivir, desarrollarnos y evolucionar personalmente. Si soy solidario con mis semejantes, con mis estudiantes, no sólo los ayudo a ellos, sino también a mí mismo, pues contribuyo a que nuestro mundo sea un lugar mejor para vivir. Hay estudiantes y profesores que acostumbran aislarse; es decir, que se apartan de los demás y prefieren ocuparse de sus propios asuntos. Esos maestros y alumnos tienden a no cooperar, a la falta de compromiso y, muchos, no saben trabajar en equipo. Esta actitud es contraria a la solidaridad, la cual nos invita a interactuar con otras personas y a comprometernos a servir a los demás y trabajar a su lado.

8 posibilidades de sembrar solidaridad en tu grupo

Mantener la división tradicional entre maestros y alumnos como si cada parte tuviera un objetivo distinto (enseñar o aprender) limita el potencial de unos y otros, y resta capacidad de acción a todos. Modifiquemos esta perspectiva con una más creativa y novedosa: estamos juntos para aprender unos de otros, para compartir habilidades y crear un frente común en beneficio de la comunidad y del país que lo exigen. La escuela es un ámbito privilegiado para aproximar a los niños y las niñas al valor de la solidaridad. Lo anterior en razón de que dicho valor posee un carácter social, es decir, es una experiencia comunitaria que se presta muy bien para el trabajo de grupo, y nosotros tenemos la oportunidad de planear y poner en marcha proyectos colectivos orientados hacia causas valiosas. De esta forma, los estudiantes entenderán en la práctica lo que significa ser solidario en relación con una persona o con una comunidad.

  • Organice un debate en el aula sobre el significado y alcances de la solidaridad.
  • Anime a sus alumnos a realizar actos solidarios.
  • Muestre a los estudiantes todo lo que puede lograrse al sumar esfuerzos.
  • Invite al grupo a emprender actividades colectivas en beneficio de ancianos o personas de escasos recursos.
  • Fomente un espíritu grupal en el que todos sean para uno y uno para todos.
  • Haga del grupo una comunidad abierta en el sentido de que puede atender necesidades de actores externos o solicitar ayuda si es necesario.
  • Impulse los vínculos del grupo con causas generales de la escuela, la comunidad, la delegación o el municipio.
  • Cree conciencia sobre la importancia de abordar determinados problemas con la suma de esfuerzos individuales.
 

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de junio: la Solidaridad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor

 
2015_06_01-Actividades-1-y-2-Post 2015_06_01-Actividades-3-y-4-Post 2015_06_01-Actividades-5-y-6-Post 2015_06_01-Espíritu-Equipo-Post 2015_06_01-Mármol-y-Ónix-Post
Actividades de solidaridad para 1º y 2º de primaria
Actividades de solidaridad para 3º y 4º de primaria
Actividades de solidaridad para 5º y 6º de primaria
El espíritu de equipo
Mármol y ónix, un cuento de solidaridad
 
2015_06_01-Nieve-Niña-Post 2015_06_01-Clases-Solidaridad-Post 2015_06_01-Suecia-Noruega-post 2015_06_01-Muñecas-Post relleno
Nieve para la niña, cuento de solidaridad
Que nuestras clases sean de solidaridad
Suecia, Noruega y su solidaridad con América
Un cuento de solidaridad sobre muñecas