Cuentos

Se hizo justicia, un cuento de valor

De la Colección Vivir los Valores te compartimos: Se hizo justicia, un cuento de valor. Ahí conoceremos a Don Romualdo, un sabio juez.

  •  Al final hay preguntas para reflexionar sobre el valor de la justicia con tus hijos.

 

Se hizo justicia

Hace muchos años, en una población de Sinaloa llamada Santiago de Ocoroni, vivía don Romualdo. Este hombre tenía fama de justo y, por este motivo, había sido nombrado síndico municipal. Es decir, era la autoridad encargada de defender los intereses de la comunidad. También se ocupaba de que en el lugar reinara la justicia y la legalidad. Y aunque a don Romualdo le hubiera gustado más quedarse en su pequeña parcela plantando maíz y frijol, nunca descuidaba sus deberes de funcionario. Un día llegaron hasta el ayuntamiento dos ciudadanos que exigieron hablar con él. Lucían muy enojados. Cuando el síndico les preguntó qué se les ofrecía, ambos comenzaron a hablar al mismo tiempo.

-“Un momento, señores. Así no puedo entenderlos”, dijo don Romualdo.

Les pidió que tomaran asiento y se tranquilizaran. Luego quiso saber por qué estaban allí.

-“¡Pues resulta que este señor intenta robarse a mi perro!”, exclamó uno de los recién llegados.

-“¡Eso es una mentira! Ese perro es mío”, replicó el otro. Ambos afirmaban ser dueños del animal.

-“Tranquilos, señores. Si no dejan de gritar los voy a encerrar a los dos —dijo don Romualdo con severidad—. ¿Están seguros de que se trata del mismo perro? Muchos se parecen. Quizá se están confundiendo.”

Los hombres lo negaron y volvieron a acusarse de robo mutuamente. Don Romualdo preguntó dónde estaba el perro. Le dijeron que se encontraba afuera, atado a un árbol. En efecto, en la calle, a la sombra de un aliso, el síndico vio a un perro café sujeto con un mecate. Don Romualdo se acercó al animal y lo examinó con mucho cuidado. El perro estaba inquieto, pero no opuso resistencia. Luego lo desató y le ordenó a cada uno de los hombres que lo llamara.

-“¡Ven Chapín, ven con tu amo!”, dijo uno de ellos.

El perro abrió mucho los ojos pero no se acercó. Entonces le tocó el turno al otro sujeto:

-“Hola, Birote. Soy yo. ¡Ven, muchacho!”, exclamó, pero el animal ni siquiera volteó a verlo.

-“Acompáñenme a mi despacho”, ordenó el síndico, y cuando los tres estuvieron de nuevo en la oficina, les dijo: “El asunto está claro. Aunque el animalito no respondió al llamado de ninguno de los dos, ya sé quién es el legítimo dueño”.

Los hombres lo miraron con extrañeza y le preguntaron cómo lo sabía.

-“Muy fácil”, explicó don Romualdo. “Cuando uno de ustedes lo llamó Birote, el perro no volteó porque no se llama así. De allí deduzco que no es suyo”, le dijo el síndico a uno de los sujetos. “En cambio, cuando escuchó la palabra Chapín, el perro se puso alerta. Eso me indica que el perro le pertenece a usted”, le dijo don Romualdo al segundo hombre, quien se puso muy contento. Pero su alegría no duró mucho. El síndico volvió a tomar la palabra: “Sin embargo, aunque el perro reaccionó al oír su nombre no se acercó. ¿Sabe por qué?”. El hombre no respondió, así que don Romualdo continuó: “Cuando lo examiné, noté que el animal está cubierto de golpes. Usted trata muy mal al pobre Chapín y por eso él se mantiene lejos”. Al oír esto, el hombre bajó la mirada, lleno de vergüenza. “Así pues, legalmente el perro es suyo, pero sería una injusticia dejar que se lo lleve, pues volvería a golpearlo. Así que, haciendo uso de mi autoridad, voy a darlo en adopción a una familia que sepa cuidarlo. Ahora, váyanse de aquí los dos antes de que los arreste por perturbar el orden público”, dijo muy serio don Romualdo.

 Platica con tus hijos: ¿Y tú que piensas…?

  • ¿Crees que don Romualdo es un buen juez?
  • ¿Consideras que solucionó de manera adecuada el problema?
  • ¿Qué hubieras hecho en su lugar?
  • ¿Piensas que hizo lo correcto al no entregarle el perro a su legítimo dueño?

  Únete a la plática sobre el valor de la Justicia, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa