Tertuliano
Se deja de odiar cuando se comienza a respetar.”