Tres puntos de vista sobre el perdón
2014_10_28-VdM-Tres-Puntos-Valores-Interna

¿Sabes cómo se concibe el perdón en el islam, budismo y judaísmo? ¡Entérate!

El valor del perdón puede ser entendido como una acción: Alguien que se siente ofendido, el perdonante, decide no guardar resentimientos ni rencor hacia quien lo ofendió, el perdonado, o hacer cesar su ira o indignación contra ese mismo, renuncia a vengarse o reclamar el justo castigo o la restitución aplicable, y en adelante no tendrá en cuenta la ofensa. Puede originarse en una petición del ofensor o ser algo espontáneo en el ofendido pero es claro que el perdón beneficia al perdonado, aunque también le aprovecha al perdonante y a la sociedad toda, pues contribuye a la paz y cohesión sociales y evita violencia y venganzas, motivo por el que religiones y diversas corrientes filosóficas lo recomiendan.  

El perdón en el Budismo

En el Budismo, el valor del perdón se concibe como precaución en contra de pensamientos dañinos que puedan alterar la paz mental. Esta religión reconoce que el odio y el rencor dejan un efecto duradero y negativo en uno mismo. De hecho, toda la enseñanza de Buda y sus discípulos nos animan a cultivar pensamientos sanos y que promueven la paz interior. Aquí no se hace hincapié en el ofensor ya que es quien más sufre, consideran. Cuando surge el resentimiento, la vía budista busca la causa desde su raíz y su proceder se centra en la liberación del sufrimiento y el engaño por medio de la meditación sobre su naturaleza. El Budismo cuestiona la realidad de las pasiones que hacen posible el perdón y los objetos de esas pasiones, y por el contrario hace énfasis en los medios para evitar que surja el resentimiento: la tierna amabilidad, la compasión, el gozo compasivo y la ecuanimidad.  

‘Él abusó de mí, me golpeó, me venció, y robó’

— Y en aquellos que albergan tales pensamientos el odio nunca cesará-

‘Él abuso de mí, me golpeó, me venció, y robó’

— Y en aquellos que no albergan tales pensamientos el odio cesará-

Dhammapada

 

El Perdón y el Islam

En el Corán, libro sagrado para los musulmanes el valor del perdón es uno de los que ocupan mayor relevancia en todas sus enseñanzas; se describe a Alá como un Dios benevolente, misericordioso y clemente, fuente de todo el perdón. Cuando alguien se convierte al islam, Alá perdona todos sus pecados anteriores y sólo hay uno que no perdona: el politeísmo mantenido hasta la muerte. Pese a la imagen en los medios de algunos radicales árabes, el verdadero musulmán es descrito en el Corán como aquellos que “evitan pecados y el vicio, y cuando son ofendidos perdonan” (42:37). El Corán, aunque acepta que un justo castigo es razonable, afirma que “quienes perdonan y mantienen la corrección son recompensados por Dios” (42:40).
“Ante todo, elige perdonar, ordena el bien y apártate de quienes se comportan contigo en forma ignorante.” Corán 7:199
 

El día del perdón

El Yom Kippur o Día del perdón, es la ceremonia más solemne del año litúrgico judío y está dedicada al arrepentimiento, es decir al examen interior profundo y en esta fecha de ayuno el valor del perdón atrapa a toda la comunidad, justo diez días después de celebrado su año nuevo. Las doctrinas cabalísticas explican que el “perdón” no debe ser un simple pedido hecho “de dientes para afuera”, sino la purificación espiritual del hombre que inicia una etapa en la cual ya comienza a comprender la omnipresencia de Dios, y cómo gracias a ella todo está unido y es lo mismo. Esta fiesta es de tal trascendencia que fue usada para fines bélicos: un momento álgido del conflicto árabe-israelí se conoce como la Guerra de Yom Kippur; incluso no faltan historias sobre quienes arriesgándolo todo, respetaron las tradiciones de la festividad pese a las circunstancias: Estas son 5 historias.
“Que seas inscrito para un año de paz y salud”. Saludo de Yom Kippur.
 

Conversa con nosotros sobre el valor del Perdón, todo el mes de noviembre en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor