Educar a los hijos a través del diálogo
 

¿Sabemos dialogar, en verdad escuchamos y nos expresamos con claridad?

 

El hogar es el laboratorio para construir hombres y mujeres capaces de dialogar, y los adultos responsables deben considerar esta tarea como una de sus misiones más importantes. Un hogar o una familia (sea cuál sea su modalidad o estructura) no funciona de forma automática. Cuando se cree que es así su existencia está en riesgo. El lazo consanguíneo no garantiza el feliz desarrollo del núcleo que ustedes conforman. Educar a los hijos a través del diálogo.

Para consolidarlo se requiere pensar, rectificar, comprender, y el mejor vehículo para lograrlo es el intercambio de sentimientos, sensaciones, planes, anhelos, deseos y temores que sólo es posible si se habla y escucha continuamente y se invita a los demás miembros a que lo hagan. Dialoguen entre ustedes, los adultos, y con los chicos de la casa. Apliquen, en ese proceso, atributos y valores: el diálogo debe ser humilde, paciente, comprensivo con el interlocutor, afectuoso, oportuno, constante y renovado. Descubrirán que, en buena medida, las palabras infunden vida a una relación.

 

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de enero: el Diálogo, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor