-Carl Rogers, psicólogo estadounidense (1902)
“Una de las mejores —y más difíciles— maneras de entender a los demás consiste en abandonar temporalmente nuestras creencias y acercarnos a las de los otros.”