Actividades

Acciones de empatía

  Muchos de los desacuerdos y conflictos que surgen entre las personas se deben a la incomprensión. A veces nos encerramos dentro de nosotros mismos, aferrándonos a nuestras ideas sin importarnos las opiniones, creencias o valores de los demás. La empatía nos ayuda a romper con el muro que muchas veces construimos a nuestro alrededor y que nos impide ir al encuentro de los demás para tratar de entender no sólo sus ideas, sino también sus sentimientos y actitudes. Se trata de colocarnos en la misma “frecuencia” que otras personas, identificarnos con ellas, entrar en su mundo. Lo anterior no quiere decir que, necesariamente, tengamos que estar de acuerdo con el otro o que debamos renunciar a nuestras creencias o valores. Todos tenemos el derecho de tener opiniones propias. No obstante, hay que conocer y respetar el punto de vista ajeno aunque no lo compartamos.  

Valores en acción

• Platica con gente que tenga opiniones distintas de las tuyas y escucha sus argumentos antes de exponer los tuyos. • No juzgues de manera precipitada a quienes piensan diferente. • Imagina cómo sería tu vida diaria si sufrieras una discapacidad. • Imagina cómo sería tu vida diaria si no contaras con el apoyo de tu familia.  

Padres con valor

Hay niños y niñas con el don de la empatía. Para ellos resulta fácil y natural reconocer e identificarse con los sentimientos y necesidades de sus semejantes. Sin embargo, ello no significa que esta cualidad no pueda aprenderse. De hecho, uno de los deberes de los padres consiste en desarrollar en sus hijos dicho valor, el cual supone la habilidad para interactuar con los otros más allá de un nivel superficial. Es decir, se trata de ayudarlos para que no sólo conozcan a las personas, sino también para que las comprendan. • Exteriorice su afecto y trate de comprender lo que sienten sus hijos. Ello los animará a hacer lo mismo. • Enseñe a los pequeños, mediante el ejemplo, a interesarse en los demás. • Fomente la comunicación emocional entre todos los miembros de la familia. • Muestre a los niños la importancia de escuchar a los otros y el valor de aceptar a los semejantes tal como son.  

Maestros con valor

De acuerdo con algunos pedagogos, el desarrollo de la empatía contribuye a reducir el abuso escolar (conocido popularmente como bullying). La idea es que una actitud empática puede ayudar a moderar y en algunos casos a frenar los impulsos agresivos. Ello debido a que, al ver el mundo desde el punto de vista de la víctima potencial y al identificarse con ella y con sus sentimientos, el agresor estará menos dispuesto a ejercer algún tipo de violencia física, psicológica o social. Y es que, cuando la víctima deja de ser un extraño, el agresor puede sentirse incómodo al tratarlo mal. • Manifieste una actitud empática hacia sus pupilos: escúchelos con la mente abierta, sin juzgarlos ni desaprobarlos. • Esfuércese por crear un ambiente de confianza en el aula y fomente el diálogo grupal. • Identifique los focos de conflicto entre los alumnos y aborde el problema promoviendo la empatía. • La empatía se promueve favoreciendo el conocimiento mutuo entre los estudiantes.