La empatía es la piedra angular de la solidaridad

 

 “El gran don de los seres humanos es el poder de la empatía”. Meryl Streep

 

La solidaridad y empatía nacen de la diversidad

Bien se puede ver a nuestro alrededor: no existen dos personas iguales, cada ser humano tiene características propias que lo hacen único. Algunas diferencias son obvias, otras no tanto, además están las diferencias culturales, de educación y las circunstancias socioeconómicas; incluso entre los miembros de una familia existe una gran diferencia. A tal punto que podemos afirmar que no hay un ser humano igual a otro, y también hay esta variedad en las formas en que concebimos y enfrentamos la vida. Si alguien pudiera acceder a la multiplicidad de experiencias humanas podría comprender las motivaciones de los demás, así en verdad estaría en condiciones de hacerlo… ¡Un momento! Sí se puede, la puerta a esas mentes, a esos mundos, se llama Empatía y es lo que permite ponerse en el lugar del otro y cuando sucede, el valor de la solidaridad crece instantáneamente.

 

“La empatía es la capacidad de pensar y sentir la vida interior de otra persona como si fuera propia.” Heinz Kohut.

 

¿Cómo aprovechar plenamente la riqueza de los puntos de vista?

Aunque no siempre es tan sencillo como pudiera leerse, el proceso para sacarle todo el jugo a la variedad de opiniones y pensamientos y echar a andar la empatía no es complicado:   1. Reconocer la diversidad: todos somos distintos y por eso cada cual vale según criterios diferentes. 2. Tolerancia, el respeto hacia todos los que no son iguales a nosotros, pertenecen a otro grupo, tienen otra nacionalidad o religión. 3. La empatía, supone un cambio muy significativo porque nos pone en los zapatos ajenos: imaginamos qué se siente estar en el lugar del otro, de un aciano, de un extranjero o de nuestro maestro de la escuela. 4. El proceso culmina con el diálogo, en el que escuchamos las palabras de los demás y expresamos las propias.  

El video Empatía: Mirando el mundo desde el corazón de otras personas, de una clínica estadounidense, nos muestra la enorme riqueza de experiencias y lo contrastante de los sentimientos sin expresar entre dos o más personas en un hospital, nos calza los zapatos de mucha gente y sentimos cómo crece en solidaridad nuestro espíritu.

Participa en la conversación sobre el valor de junio: la Solidaridad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor