El maestro como ejemplo de esfuerzo… ¿alguien lo recuerda?
2014_04_01-Maestro-Esfuerzo-Valores-Interna  

Actividades que apasionen a todos, información útil sobre el progreso y un curso fluido, los retos para planear un portafolio de evidencias.

 

“¿Esfuerzo, profe? Nos vemos luego”

La capacidad de percibir el nivel de esfuerzo es personal y está condicionada por experiencias previas; los deportistas, por ejemplo, tienen sus marcas, records y el entrenamiento; si sumamos lo anterior a la guía del entrenador tenemos una retroalimentación rica, suficiente para tomar decisiones sobre el trabajo del atleta. En el aula, ¿qué tipo de retroalimentación ofrecemos a los estudiantes? Quizá uno de los retos más desafiantes para el docente, es inculcar el valor del esfuerzo, porque pareciera una epidemia: la “alergia al esfuerzo” inunda las escuelas. La apatía, el “atole en las venas” de los alumnos y su desinterés por los temas académicos, se ha convertido en el lugar común en todos los “círculos de ayuda” a que asistimos los docentes para actualización… Tal vez haya algo de verdad en esto, pero debiéramos también revisar el ejemplo que les ofrecemos porque, ¿qué técnicas de evaluación utilizamos? ¿Las que se adecúan a las necesidades administrativas? ¿O una que le permita al estudiante ver y palpar los avances y logros, que le permita medir y percatarse de su mucho o poco esfuerzo?  

¿Portafolio de evidencias? ¿Ya no los hacen de piel?

Un portafolio de evidencias o educativo, es un archivo, carpeta o caja, algo práctico para todos. En el portafolio se lleva un registro cronológico de las actividades, conceptos y evaluaciones de la clase. Este registro permite que en cualquier momento tanto el docente como el estudiante, incluso el padre de familia o directivo, puedan consultar la “biografía” de esta materia en particular, así se puede tomar decisiones para mejorar el desempeño y conseguir la exención o salvar el año. El meollo del portafolio está en la planeación de las actividades de todo el curso, quizá sea una actividad engorrosa pero a la larga hará más placentera la clase para el profesor y más estimulante para el estudiante. El uso del portafolios como herramienta para mejorar la calidad de la docencia, de María Luisa Crispín y Lourdes Caudillo es un excelente texto académico para iniciar a familiarizarse con esta técnica pedagógica, una que está incluida en los Lineamientos de evaluación docente de la SEP.  

Comparte tu opinión en la conversación sobre el valor del mes de abril, el esfuerzo, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/FundacionTelevisa