Ingrid Martz. Esfuerzo por su profesión