Educar niños y niñas que participen

Te compartimos algunos conceptos, lecturas y reflexiones para educar niños y niñas que participen en la mejor de nuestra sociedad.

  • Después de leer el texto con tus hijos, platica con ellos sobre las preguntas que encontrás al final.

Educar niños y niñas que participen es fundamental

Cuando las personas se organizan y unen sus fuerzas son capaces de lograr cosas que no podrían conseguir por separado. El rescate, cuento sobre la participación nos ofrece un buen ejemplo de ello. Marisa y las demás personas que colaboran en el rescate pudieron salvar a las tortugas porque se pusieron de acuerdo y trabajaron juntas. Todas se reunieron por su propia voluntad en la playa con el mismo propósito y, siguiendo un plan, lograron lo que se propusieron. En eso consiste precisamente la participación. Se trata de un valor que invita a los individuos a salir de sí mismos y a integrarse a una comunidad para realizar acciones en favor del bien común. Es decir, para llevar a cabo iniciativas que beneficien a todos, como plantar árboles para reforestar una zona, ayudar a mantener limpias las calles, colaborar en campañas de reciclaje o sumarse a la lucha en contra de la violencia en las escuelas.

La participación puede manifestarse a través de acciones, pero también ejerciendo el derecho que tiene todo ciudadano a expresar su opinión con libertad.

Es importante tener en cuenta que la participación no sólo es un asunto de adultos. Los niños y las niñas también pueden y deben ejercer este valor en casa, la escuela, su barrio, la ciudad e incluso el país. Entre los casos más importantes de participación de los niños y las niñas de México están las votaciones infantiles, las cuales tuvieron lugar por primera vez durante las elecciones federales de 1997 y se han repetido desde entonces con el apoyo del Instituto Nacional Electoral (antes Instituto Federal Electoral). Durante estos procesos, realizados en las escuelas, los niños y los adolescentes depositan su voto para decidir sobre asuntos relacionados con el mejoramiento de la convivencia en las escuelas. Otro caso es el de los parlamentos infantiles, celebrados cada año desde 1999, y en los cuales los niños y las niñas de México pueden ejercer su derecho a externar sus opiniones y propuestas sobre lo que les afecta y preocupa.

Para comentar con nuestros hijos e hijas

  • ¿Te consideras una persona participativa?
  • ¿Qué ejemplos de participación ciudadana conoces?
  • ¿De qué manera pueden participar los niños y las niñas en el mejoramiento de México?
  • ¿Aceptarías colaborar como voluntario si alguien te lo pidiera?

Únete a la plática sobre el valor del mes de marzo: la Participación, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa