Hogares armónicos

El valor de ser padres...

Hay hogares que parecen verdaderos campos de batalla. Sitios donde abundan las discusiones conyugales, la rivalidad entre los hermanos, los odios que dividen a los parientes políticos, la incomprensión, la ingratitud de los padres hacia los hijos y viceversa. Es verdad que las familias perfectas no existen. Sin embargo, es indispensable que la convivencia en casa sea lo más armónica y placentera posible. Ello es condición para una vida feliz y psicológicamente saludable. Esfuércese para que la vida en familia transcurra —hasta donde esto es posible— en armonía. Sea justo y equitativo con sus hijos. Ello reducirá la posibilidad de que surjan situaciones conflictivas.