Paz en el Hogar, un poco de filosofía

2015_08_01-Paz-Hogar-Interna

El doctor Juan Carlos López Gracia colabora con Valores compartiéndonos su punto de vista sobre cómo conseguir la Paz en el Hogar.

- Te compartimos la colaboración de un filósofo sobre cómo lograr Paz en el Hogar.

Paz en el hogar

Los niños desde pequeños están ávidos de encontrar el orden y su consecuente certidumbre en el ambiente familiar.

Gozan de ver la misma película muchas veces, porque saben “lo que va a pasar” y eso les da tranquilidad y certidumbre. También les relaja escuchar cuentos de sus padres en el que el final es el mismo. Si el padre, cansado de repetir el mismo cuento cada noche, decide agregar una variante al desenlace final, seguramente encontrará la resistencia de su hijo, quien en realidad lo que espera es relajarse con la certidumbre que le da “saber lo que va a pasar”.

El niño necesita saber quién es la persona que ostenta la autoridad en el hogar y sus actos de rebeldía están orientados a identificarla. Como comentaba en el artículo La respuesta filosófica ¿qué es la paz? existen tres condiciones fundamentales para lograr la Paz, son: la caridad, la autoridad y el orden.

En la naturaleza, la sobrevivencia de los animales gregarios depende en gran medida de una autoridad eficaz. Lo que mantiene la cohesión en los animales, es la existencia de la autoridad.

Los perros, por ejemplo, pelean sólo cuando existe la duda de quién es el mejor perro, el digno de ostentar la autoridad. Cuando ha quedado claro quién es el perro alfa, se viven tiempos de paz dentro de la manada. Cuando un niño desobedece la instrucción de sus padres, es probable que lo haga porque necesita saber si son ellos “la autoridad”. Fallas en la autoridad por exceso o por defecto, crea conflictos. Un padre que usa la violencia física y verbal para regular la conducta de sus hijos, cae en el extremo del abuso de la autoridad, en el autoritarismo. Cuando un padre no establece, cumple y hace cumplir reglas claras de convivencia y orden, cae en el extremo del defecto o ausencia de autoridad que crea confusión y desorden.

El valor que orienta el ejercicio adecuado de la autoridad se le conoce como justicia distributiva, es el tipo de justicia que vela porque los bienes sean distribuidos por la autoridad con justicia, evitando las diferencias y desigualdades.

Pero también quienes somos sujetos de una autoridad, debemos regular nuestros actos en el marco de una justicia legal, justicia que nos invita a cumplir nuestras obligaciones para con la autoridad, como la observancia de las leyes.

La justicia conmutativa es la que regula la relación entre pares, entre personas que no guardan relaciones de subordinación.  

Recomendaciones para La Paz en los hogares

Es muy importante fomentar la cultura de la paz en los niños y jóvenes, y la cotidianidad del hogar es el espacio de referencia principal.

  1. Establezca, de preferencia por escrito, reglas claras de convivencia en el hogar, en las que queden reguladas actividades como: horarios de alimentos, de tareas, tipo de palabras que pueden ser usadas, respeto a las pertenencias de las demás personas, etcétera.
  2. Establezca el tipo de consecuencias que se aplicarán por incumplimiento a cada norma, y lo más importante aplíquelos, aunque eso le ocasione sufrimiento.
  3. Predique con el ejemplo. Lo mejor es que usted nunca viole la norma, pero si llega a suceder, aplíquese la sanción correspondiente, eso fortalecerá su autoridad moral.
  4. Los niños necesitan saber que los conflictos son inevitables, por ello no es necesario que los adultos se escondan para resolver sus conflictos, es más ilustrador ver cómo, a pesar de las diferencias, los padres muestran respeto, apertura al diálogo y afecto a pesar de las desavenencias.
  5. La cordialidad es un lubricante de las relaciones sociales que ayuda a evitar conflictos, usar las palabras “por favor” y “gracias” siempre ayudará.
  6. Dialogue con sus hijos sobre la importancia de obedecer las leyes, aunque hacerlo nos incomode.
  7. No compre piratería, no se pase el alto, no soborne a oficiales de tránsito.
  8. Recuerde que todo gran problema empieza por cosas pequeñas, si usted no cumple con las mínimas normas de convivencia, favorece a que en la sociedad se forme un clima de impunidad y falta de autoridad o confianza en las mismas, si compra un cd pirata y logra salirse con la suya, allana el camino a organizaciones criminales que pueden perjudicarlo seriamente a usted y su familia en un futuro.
  9. Conozca el reglamento de la escuela de su hijo y contribuya a que se cumpla sin excepciones. Usted y los maestros buscan el bien de sus hijos, y para lograrlo se requiere que se mantengan en comunicación constante. Si usted llega tarde y ruega y consigue que violando la norma le permitan la entrada a su hijo, puede resolver momentáneamente el problema de faltar al trabajo por no tener quien cuide de sus hijos pero pierde la gran oportunidad de dar una lección de vida a su hijo sobre la importancia de la puntualidad. Nunca pierda lo más por lo menos.
  10. Ceda temporalmente la autoridad a sus hijos. Puede asignarles la tarea de velar porque el hermano menor cumpla con su tarea o porque los alimentos sean tomados a la hora establecida. Permitir sentir el peso y la dificultad de ejercer el rol de la autoridad ayuda a su comprensión.
  11. Nunca use la violencia física o verbal para regular la conducta de sus hijos. Aunque parezca tener resultados inmediatos, los mismos son sólo temporales, y a la larga provoca daños de tipo neurológico, emocional y, se pierde la autoridad.
  12. Los niños requieren de una autoridad unificada, evite contradecir las órdenes de su pareja. Lo mejor es acordarlas previamente antes de tomar con ligereza una decisión.

 

Ambientes de paz en los hogares

Con el fin de ayudar a reconocer si existen ambientes propicios para la paz o para la violencia en los hogares, se diseñó el siguiente instrumento que sirve de guía para realizar una autoevaluación.

Ambientes propicios para la paz

Ambientes propicios para la violencia

Las instrucciones que los padres dan a sus hijos son en tono de cordialidad y firmeza Frecuentemente se levanta la voz para dar indicaciones a los hijos
Las sanciones que padres aplican a sus hijos nunca contemplan la violencia física o verbal Existen insultos y agresiones física como medio para regular la conducta de los hijos
Todos los miembros del hogar comparten además de derechos, responsabilidades Los hijos no tienen responsabilidades fijas y cotidianas en las labores de la casa
No hace falta recurrir a la intimidación o amenaza para que los padres se hagan obedecer Comúnmente los padres recurren a la amenaza como medio para la intimidación
La casa se mantiene aseada y en orden La casa y en particular las habitaciones de los hijos se encuentran desordenadas
Las discusiones se realizan en el marco del respeto y el afecto Hay discusiones agresivas entre los miembros de la familia
Existe comunicación y acuerdo entre padres y maestros sobre las reglas que deben cumplir los hijos en la escuela Frecuentemente se le pide a los hijos que desobedezcan la autoridad escolar

 

10 falsas creencias a evitar para favorecer un ambiente de paz en los hogares.

  1. Le pego pero es por su bien, porque de otra manera no entiende.
  2. Paso poco tiempo con mi hijo y no lo quiero desperdiciar con discusiones.
  3. No quiero que mi hijo sufra lo que yo sufrí por eso le doy todo lo que me pide.
  4. Darles órdenes a los hijos es un autoritarismo que los hace débiles.
  5. A mí tampoco me gustaba hacer mis deberes por eso justifico a mi hijo.
  6. Si mis hijos pelean yo no intervengo porque deben aprender a resolver sus problemas por ellos mismos.
  7. El orden limita la creatividad y la espontaneidad.
  8. Le digo a mi hijo que no lo haga caso a la maestra… ¡Está loca!
  9. ¡Ya no aguanto a mi hijo! Que haga lo que quiera.
  10. Mi hija es incorregible, yo no sé qué les pasa a los maestros que no hacen bien su labor.

 

Juan Carlos López Gracia es doctor en Humanidades con especialidad en educación y Teniente de Corbeta de la Armada de México. Ha dedicado más de 10 años al estudio e investigación de estrategias de aprendizaje efectivo, es creador de programas de aplicación educativa como estilos de aprendizaje, educación emocional y métodos para el desarrollo de la memoria, es autor intelectual de la metodología científica y de la norma de certificación a instituciones educativas llamada “Escuela con Valores Éticos” avalada por la Sociedad Mexicana de Filosofía.

Únete a la plática sobre el valor del mes de agosto: la Paz, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa