Paz, sugerencias para trabajar con los papás

Algunos conceptos sobre el valor de La Paz:

La paz es un valor crucial para la convivencia armónica entre las personas y los países porque consiste en la convicción de vivir en armonía con uno mismo y con los demás, incluso, con los animales y nuestro entorno natural. Educar a los niños y niñas para que valoren la paz es sentar las bases para que aprendan a esforzarse por resolver cualquier diferencia con los demás por medio del diálogo y la comprensión, y eviten las hostilidades y la violencia reconociendo que vivir en paz es el estado idóneo para la vida personal y social.   Actividad sugerida para el taller de padres:
  1. Comparta con los padres de familia que parte de la educación para la paz es lograr ambientes armónicos en el propio hogar.
  2. Pida a los padres de familia que lean el siguiente texto:
  “¿Disciplina o castigo? La disciplina en los niños implica impartirles formación y ayudarlos a desarrollar un criterio, la conciencia de unos límites, el autocontrol, la autosuficiencia y una conducta social positiva. Frecuentemente, la disciplina es confundida con el castigo, particularmente entre los cuidadores que se valen del castigo corporal para corregir y modificar el comportamiento del niño. Hay varias diferencias entre uno y otro concepto. Las estrategias de disciplina positiva reconocen el valor personal de cada niño. Su finalidad es reforzar su fe en sí mismo y su capacidad para comportarse adecuadamente y para entablar relaciones positivas. Por otra parte, el castigo físico o emocional refleja frecuentemente la ira o la desesperación del cuidador, y no una estrategia para dar a entender al niño lo que se espera de él. Tales castigos implican un control externo y una relación de poder y de dominación. Frecuentemente, además, no se adecuan a la edad y estado de desarrollo del niño. El castigo corporal conlleva el uso de la fuerza física. Ha sido habitual en muchas sociedades en tiempos pretéritos, y adopta formas diferentes en función de la cultura y de la religión. Sin embargo, las investigaciones han demostrado que no es un medio eficaz para conseguir el cambio de comportamiento deseado de modo duradero. Las consecuencias comportamentales y emocionales del castigo corporal varían en función de la frecuencia y severidad del castigo infligido, así como de la edad, el estado de desarrollo, la vulnerabilidad y la resiliencia del niño. El castigo corporal puede llegar a destruir una relación. Es humillante para el niño, y puede ocasionarle lesiones físicas y graves trastornos de desarrollo. Todos los niños necesitan disciplina, y lo ideal sería ayudar al niño a disciplinarse a sí mismo. Habría que fomentar modalidades de disciplina que no estén basadas en el castigo corporal. Por ejemplo, la desviación o la reorientación, el establecimiento de un período de “enfriamiento”, el establecimiento de normas y límites apropiados a la edad y fase de desarrollo del niño, la resolución de problemas, o la retirada de privilegios”. Butchart, A. et al. (2009) Prevención del maltrato infantil: Qué hacer, y cómo obtener evidencias. Organización Mundial de la Salud y Sociedad internacional para la prevención del Maltrato y el abandono de los niños. Recuperado de http://www.disciplinapositivamx.com/?p=905  
  1. Genere diálogo con preguntas como las siguientes:
  • ¿Qué consecuencias puede tener el castigo corporal en la salud de los niños, en la parte emocional, en la relación entre padres e hijos, en el ambiente familiar?
  • ¿Qué alternativas al castigo corporal conocen?
  1. Comparta el siguiente artículo con los padres de familia: 20 herramientas alternativas al castigo (http://www.disciplinapositivamx.com/?p=905).
  2. Haga las siguientes preguntas para generar reflexión:
  • ¿Cuándo ustedes eran pequeños sus padres aplicaron algunas de estas técnicas?, ¿funcionaron?
  • Si no las aplicaron, ¿les hubiera gustado?, ¿por qué?
  • ¿Qué estrategias podrían funcionar para aplicar en su dinámica familiar?, ¿por qué creen que funcionarían?
  • ¿Qué estrategias creen que son difíciles de aplicar y por qué?
  • ¿Estarían dispuesto a intentar llevarlas a cabo?
  1. Cierre con la idea: La violencia tiene consecuencias físicas y emocionales que son difíciles de superar. Ayudemos a nuestros hijos a crecer en un ambiente de paz donde puedan desarrollarse de manera sana y feliz.