Martín Lutero
“No somos responsables sólo de aquello que decimos, sino también de lo que no decimos”