El plan de Guadalupe

2015_06_01-El-Plan-de-Guadalupe-interna

Venustiano Carranza llamó a su proyecto de solidaridad con el recién traicionado Francisco Madero, Plan de Guadalupe, y con ello unió a los revolucionarios.

¿Plan de Guadalupe o "Seamos solidarios con Madero"?

 

Las mayores luchas históricas de México y sus éxitos sólo fueron posibles cuando las diversas fuerzas del país se unen en busca de un objetivo común y cooperan para defender valores. El Plan de Guadalupe, en la época de la Revolución, es uno de los ejemplos más valiosos en el pasado nacional.

 

La traición a un idealista

En 1911, el presidente Francisco I. Madero llegó a la presidencia poniendo fin a la larga dictadura de Porfirio Díaz. Su mandato fue breve y lleno de conflictos. Por un lado, acontecieron diversos movimientos armados, como los de Pascual Orozco, Bernardo Reyes y Félix Díaz. Emiliano zapata, su antiguo seguidor, se rebeló en su contra a través del Plan de Ayala y la prensa, a la que Madero había dado la más amplia libertad, lo criticaba y caricaturizaba día a día. Su gobierno logró salir delante de esos conflictos. Sin embargo, en 1913, durante la Decena Trágica, Victoriano Huerta, a quien Madero había nombrado jefe de la plaza de la Ciudad de México, lo traicionó. En complicidad con el embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson y con Félix Díaz, dio un golpe de estado, ordenó el asesinato de Madero y del vicepresidente José María Pino Suárez, y subió al poder.

Huerta contó con varios cómplices que lo apoyaron en su gobierno, caracterizado por la violencia, la represión, la tortura y las violaciones a los derechos humanos. Su propósito era dar marcha atrás a los grandes logros de Madero que había conseguido la democratización del país. La gran mayoría de los gobernadores estatales se pronunciaron a su favor.

 

Solidaridad con Madero

Sin embargo, Venustiano Carranza, gobernador de Coahuila, se negó a aceptar a un presidente como él, que había conquistado el poder mediante el crimen y la traición. El 26 de marzo de 1913 lanzó el Plan de Guadalupe, en el que desconocía a Huerta como presidente y fundaba el Ejército Constitucionalista para derrocarlo. El llamado de Carranza halló eco en el norte del país. Los revolucionarios de Chihuahua, Coahuila y Sonora se sumaron a su proyecto. Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles fueron dos de los más destacados. También se unieron a su causa el Ejército Liberador del Sur, liderado por Emiliano Zapata, y las fuerzas de Pancho Villa (la “División del Norte”). Uniendo fuerzas lograron que Huerta presentara su renuncia el 14 de julio de 1914 y, al mes siguiente, entraron a la Ciudad de México. El gobierno del tirano había concluido y los caudillos pagaron su deuda de honor con el querido presidente Madero, “el apóstol de la Revolución”.

 

Conversa con nosotros sobre el valor del mes de junio: la Solidaridad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor

 

2015_06_01-Cuidemos-Salud-Post 2015_06_01-Nepal-Post 2015_06_01-Dondedar-Post 2015_06_01-Coheción-Social-Post 2015_06_01-Agua-La-Paz-Post
Cuidemos nuestra salud: seamos solidarios
Todos estamos con Nepal
Conoce Donde Dar
El valor de la cohesión social
Trabajar por todos: Agua para la paz
2015_06_01-Jimena-Mora-Post 2015_06_01-El-Plan-de-Guadalupe-Post relleno relleno relleno
Jimena Mora, una niña mexicana solidaria
El plan de Guadalupe