Cuentos

Nieve para la niña: cuento de solidaridad

 

El cuento Nieve para la niña es una historia en donde se muestra cuán fácil puede darse la solidaridad cuando hay amor.

Al final hay una serie de puntos para desatar la reflexión en el aula.  

Nieve para la niña

Una mañana en los portales de San Fernando apareció abandonada una niña recién nacida, envuelta en una cobija rosada y suave como sus mejillas. Al tener noticia el presidente municipal llamó a los notables del lugar —que siempre andaban de pleito— para decidir qué hacer con ella. “Propongo que la enviemos a la casa cuna de la capital”, dijo la esposa del munícipe, que no quería a los niños. “Tengo otra idea”, comentó don Jorge, el abarrotero gruñón, “sugiero que la dejemos con nosotros y la criemos entre todos pues por aquí ya casi no hay chamacos”. Don Joaquín, el cura, estuvo de acuerdo. Una pareja que no había podido tener hijos la llevó a su casa y le arregló un cuarto sencillo, pero limpio, cómodo y soleado.

La pequeña Inés (así le pusieron después de votar) se fue ganando el corazón de los pueblerinos y, al mismo tiempo, borró sus diferencias. Cuca, la señora de la mercería, le obsequió ropa. Manolo, el dueño del rancho, le surtía leche fresca muy temprano. Dos ancianas solteras que no hablaban con nadie le cosieron docenas de pequeñas mantillas y el señor Raúl llegaba cojeando para llevarle flores. Hasta Fabián, el loquito al que todos temían, le hizo unos toscos juguetes de madera. Por las tardes, a la hora del baño, se juntaban para ver a la pequeña agitar el agua de su tina, se peleaban por enjabonarla, enjuagarla, secarla y vestirla. A eso de las siete la arrullaban a coro y se quedaban conversando en voz baja.

Con Inés había llegado la alegría a San Fernando. Pero un día enfermó de una tos tan profunda que todos temieron por su vida. Doña Lola buscó al médico del dispensario. Éste examinó a la pequeña y le indicó un medicamento muy raro: nieve de cereza… Por allí no había dónde conseguirla. ¿Qué hacer? Clarita se acordó de haber visto la receta en el viejo libro de su tía. Jairo, el muchachón de la camioneta que andaba de malora, manejó hasta el cerro y bajó de él cargando pesadas cubetas llenas de nieve pura. La seño Martina, que no veía, ofreció un tarro de miel para endulzarla. Pero faltaban las cerezas, desconocidas en aquella región…

“¡Ya sé!” comentó Lalo, el niño que se peinaba de raya, “el maestro me dijo que las cerezas y los capulines son parientes”. Romelia, la cocinera de la fonda, cortó decenas de capulines del huerto de los Molina, los ricos del pueblo; los lavó, los molió y preparó la receta. ¡Pero oh sorpresa! Inés no quería abrir la boca. La esposa del presidente, que ya la quería en secreto, ofreció su cucharilla de plata y su taza de cristal cortado. Cuando le presentaron así el bocado, Inés lo aceptó con apetito, se comió todo y al día siguiente ya no tosía.

Pasaron los años¼ Cuando Inés iba a casarse caminó por las calles de San Fernando vestida de novia y fue tomando del brazo, uno por uno, a todos los que la habían criado. El pueblo era un lugar distinto: los habitantes construyeron juntos el quiosco que hay en el jardín de la plaza, allí, donde se pone el carrito que vende nieve de cereza. (No lo cuenten, en realidad es de capulín).

 

Para reflexionar en clase

  • ¿Crees que hubiera sido mejor llevar a Inés a la casa cuna?
  • ¿Piensas que uno solo de los habitantes podría haberla criado?
  • ¿Qué aprendieron los lugareños del pueblo gracias a ella?
  • ¿Fue importante la participación de algunos o de todos? ¿Por qué?
  • ¿Consideras que esta forma de trabajar entre todos sirve en cualquier situación?

 

Conversa con nosotros sobre el valor de la Solidaridad, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa y en www.facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor

 

2015_06_01-Actividades-1-y-2-Post 2015_06_01-Actividades-3-y-4-Post 2015_06_01-Actividades-5-y-6-Post 2015_06_01-Espíritu-Equipo-Post 2015_06_01-Mármol-y-Ónix-Post
Actividades de solidaridad para 1º y 2º de primaria
Actividades de solidaridad para 3º y 4º de primaria
Actividades de solidaridad para 5º y 6º de primaria
El espíritu de equipo
Mármol y ónix, un cuento de solidaridad
2015_06_01-Nieve-Niña-Post 2015_06_01-Clases-Solidaridad-Post 2015_06_01-Suecia-Noruega-post 2015_06_01-Muñecas-Post relleno
Nieve para la niña, cuento de solidaridad
Que nuestras clases sean de solidaridad
Suecia, Noruega y su solidaridad con América
Un cuento de solidaridad sobre muñecas