Actividades

Para aprender a decir No, dinámica para el aula

Para aprender a decir No, dinámica para el aula que te permitirá trabajar con tus grupos cómo negarse sin sentir culpa.

  • Esta dinámica se puede realizar en el aula.

 

Asertividad para aprender a decir No, dinámica para el aula

 

Uno de los principales conflictos a los que se enfrentan nuestros estudiantes en su vida cotidiana es la presión grupal para forzarlos a realizar cosas que no desean, ¿por qué es un conflicto? Pues porque como a muchos adultos les cuesta decir No, es decir negarse a este tipo de presiones sociales.

Podemos hablar con ellos y explicarles valores como la confianza o el respeto, incluso ayudarles a distinguir las razones por las cuales les cuesta tanto decir que No cuando hace falta, pero quizá cuando más se nos complica actuar con habilidad, especialmente a quienes somos más jóvenes en la docencia, es cuando tenemos una situación singular de conflicto. La siguiente dinámica tiene las siguientes virtudes: que nos

  • Auxilia a mostrar cómo decir No sin culpa, y
  • Brinda una oportunidad de practicar el decir No.

Aprender a decir No, con asertividad

Objetivo: aprender a reaccionar de forma asertiva cuando le presionan para que haga algo que no desea y practicar a decir NO asertivamente, sin sentirse culpable por ello. Recursos materiales: una pizarra y una tiza. Recursos humanos: dos monitores. Tiempo estimado: 50 minutos por actividad. Desarrollo:

  1. Explicar el objetivo de la actividad
  2. Los pasos hacia la asertividad:
    1. Creencia asertiva: Estoy en mi derecho a decir no (a no darte la ayuda que pides, etc.). Yo decido/ elijo. Tengo derecho a ello y debo creerlo sin sentirme culpable
    2. Escucha activa/ Empatía (escucho, atiendo, comprendo).
  • Di lo que opinas: Decir NO (directo y claro, pero no empezar por el no). Si te insisten mucho puedes dar una explicación.
  1. Expresa qué quieres que ocurra: dar alternativas (por ejemplo, pero, sin embargo, además de, también, no obstante). Procurar un acuerdo viable (por ejemplo, hoy no, si quieres vamos mañana o llama a Manolo para que te acompañe). Después de esto, usar la técnica “del disco rayado”, empezando de nuevo por el paso i. Importante: hay que tener cuidado con el “chantaje emocional”, por ejemplo: “si me quieres...” Para evitarlo: “te lo agradezco pero siento no poder ayudarte...” “Perdona, pero ¿qué no haga hoy lo que me pides muestra que no soy amigo tuyo?”
  1. A continuación, cada participante debe pensar una situación en la que le cueste decir no y se procederá a realizar un juego de rol con el compañero de la derecha, que actuará como la persona que le pide el favor o le incita a hacer algo que el otro no quiere.
  2. Si alguien tiene dificultades para pensar en una situación en la que les cueste decir no, se le puede indicar al compañero de la derecha que piense en algo que le quiera pedir al otro. De ese modo, este deberá denegar de forma persistente lo que le pida su compañero, siguiendo los pasos anteriormente explicados.
  3. Conforme cada participante desempeña su rol, los monitores deben preguntarles cómo se han sentido, qué ha sido lo más difícil y qué situaciones podrían haber resuelto con esta técnica.
  4. Por último, se comentan las respuestas, se aclaran las dudas y se hace hincapié en la importancia que tiene no sentirse culpable cuando digan no. Es necesario que practiquen el uso de la técnica tanto como puedan.

  Únete a la plática sobre el valor del mes de abril: la Confianza, en las redes sociales de Fundación Televisa en @fundtelevisa, facebook.com/fundaciontelevisa.tieneselvalor y facebook.com/FundacionTelevisa